STAFF / NTRZACATECAS.COM
STAFF / NTRZACATECAS.COM

Abdullah Muhammed, un joven sirio padre de una niña de 4 años llamada Selva, se las ingenió para impedir que el sonido de las bombas asuste a su hija.

El joven convenció a la pequeña de que los sonidos de la guerra son producidos por armas de juguete.

“Los niños están pasando por un trauma psicológico debido a los bombardeos constantes. Busqué una forma de hacer de estos bombardeos una razón para la felicidad. Le enseñé que no debe tener miedo y que debe reírse. Ella piensa que los sonidos de las bombas son armas de juguete”, declaró Abdullah.

El padre y su hija viven actualmente en la casa de un amigo en la ciudad de Sarmada en Idlib después de verse obligados a huir de su casa en Saraqib debido a la guerra civil siria en curso.

El video que muestra las carcajadas de la niña durante los bombardeos ya es viral en las redes sociales.

Con información de The Independent y Telesur TV


Los comentarios están cerrados.