CUQUIS HERNÁNDEZ / NTRZACATECAS.COM
CUQUIS HERNÁNDEZ / NTRZACATECAS.COM

CHICAGO. En un año de trabajo, el Voluntariado de Mujeres Migrantes, perteneciente a la Federación de Clubes Unidos Zacatecanos en Illinois (FCUZI), aportaron 2 mil 650 dólares para distintas acciones benéficas, como la donación de cobijas, despensas y al fondo de becas.

Gabriela Robles, presidente del voluntariado, informó que las mujeres integrantes de la organización aportaron 900 dólares para dar mantenimiento a las bancas que son patrimonio del edificio de la Federación. Se donaron también 213 dólares generados en la venta de comida mediante la entrega de despensas a personas necesitadas de Sombrerete.

Dos niñas fueron reconocidas también por su labor dentro del voluntariado, entre ellas Yadira Padilla, quien donó 250 dólares para una beca y en conjunto las integrantes aportaron al fondo de becas mil dólares más.

Se destacó durante el evento la donación de 110 cobijas para las personas que permanecen en los hospitales como acompañantes de sus enfermos, de los que se beneficiaron personas encontradas en los hospitales General de Zacatecas, de La Mujer y del Área de Oncología.

Cena-baile

Aunque el voluntariado está organizado desde el 2014, apenas en 2019 se comenzó a hacer la cena baile para recaudar fondos, este año se contó con la participación de un trío musical que amenizó el evento.

Posteriormente, tomó micrófono Citlalli Vargas, una de las alumnas de universidad, becada por el voluntariado y que deleitó con su participación, ya que estudia para ser soprano en el Conservatorio de la Universidad Roosevelt de Chicago.

En su mensaje, Gabriela Robles extendió la invitación a todas las mujeres que quieran integrarse a esta noble organización con el único objetivo de llevar beneficio a quienes más lo necesitan.

Elba Casio, vicepresidente de la agrupación, hizo un reconocimiento general a quienes participan en esta labor de altruismo; sin embargo, resaltó que al ser más, podrían ser más fuertes y ayudar a más gente.

Enfatizó los tres años de labor que lleva el voluntariado, tiempo en el que –aceptó– no sabían que podían hacer tanto: “por eso nos dicen las superpoderosas”; agradeció a quienes hacen posible la recaudación de recursos, “porque también cooperan con nosotros. Un granito hace una montaña”.

Al final, Rosalva Ruiz, secretaria del voluntariado y también presidente de la FCUZI, reconoció la labor de cada integrante porque, además de hacer actividades para sus clubes, “también tienen tiempo para dar, aun sacrificando a la familia por lo que la Federación, se los reconoce”.

Al acto estuvo como invitada Adriana González, representante del gobierno del estado en Illinois, quien también fue invitada a participar en estas actividades.


Los comentarios están cerrados.