Reforma
Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La Suprema Corte de Justicia declaró inconstitucional la prohibición absoluta para que personas con discapacidad intelectual puedan contraer matrimonio.

El Pleno de la Corte invalidó hoy, por unanimidad, una fracción del artículo 153 del Código Civil de Guanajuato, que prohíbe en todos los casos el acceso al matrimonio para quienes padecen ese tipo de discapacidad.

Los Ministros determinaron que esta restricción viola la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, y atenta además contra sus derechos humanos al libre desarrollo de la personalidad, formación de una familia y trato igualitario.

En los últimos años, la Corte ha dictado decenas de precedentes en favor de las personas con diversos tipos de discapacidad en temas como acceso a la educación y la salud, interdicción y capacidad jurídica, adopción de menores, movilidad y acceso a la información, entre otros, pero es la primera vez que falla contra la prohibición de que contraigan matrimonio.

«El hecho de que se vede cualquier posibilidad de contraer matrimonio es incompatible con la Convención que obliga a los Estados miembros a reconocer que las personas con discapacidad tienen personalidad y capacidad jurídica en igualdad de condiciones que las demás personas, en todos los aspectos de la vida», dijo el Ministro Luis María Aguilar.

Agregó que los legisladores pueden graduar o establecer requisitos en este tipo de materias, pero no fijar prohibiciones tajantes y sin matices.

En la Ciudad de México, por ejemplo, la prohibición para contraer matrimonio no es absoluta, sino que está limitada al siguiente grupo:

«Los mayores de edad que por causa de enfermedad reversible o irreversible, o que por su estado particular de discapacidad, ya sea de carácter físico, sensorial, intelectual, emocional, mental o varias de ellas a la vez, no puedan gobernarse, obligarse o manifestar su voluntad, por sí mismos o por algún medio que la supla».

La Corte pasó más tiempo discutiendo si debía incluir en la sentencia un «exhorto» para que el Congreso de Guanajuato consulte a las personas con discapacidad antes de volver a legislar sobre el tema, pese a que momentos antes, la mayoría de Ministros había rechazado invalidar la reforma por falta de consulta previa.

A fin de cuentas, luego de darle vueltas una y otra vez al tema, el Pleno acordó no incluir el exhorto en cuestión.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos impugnó el código de Guanajuato, luego de una reforma publicada en septiembre de 2018.

Por: Víctor Fuentes


Los comentarios están cerrados.