REFORMA
REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- En México la obesidad cuesta más de 10 veces el gasto de la Secretaría de Salud, por lo que el País se encuentra ante una emergencia económica, alertó Ernesto Acevedo, subsecretario de Industria, Comercio y Competitividad de la Secretaría de Economía.

De acuerdo con un estudio de la OCDE, se estima que al año se pierde en México 5.3 por ciento del producto interno bruto (PIB) debido a los gastos directos e indirectos que provoca la epidemia de sobrepeso y obesidad, entre ellos años de vida saludable perdidos, muertes prematuras y pérdida de productividad, etcétera.

Este porcentaje del PIB representa 1.3 billones de pesos, cifra superior al presupuesto que tienen todos los ramos de la administración en el Presupuesto de Egresos de la Federación, indicó Acevedo.

Afirmó que esta cifra también es mayor al presupuesto total de ISSSTE e IMSS conjuntos.

Advirtió que el sobrepeso y la obesidad están comprometiendo el bienestar actual y futuro del País.

Actualmente, el 72.5 por ciento de los adultos en México tiene sobrepeso u obesidad, lo que coloca al País en el segundo lugar con más obesos entre los países de la OCDE.

Dietas mal equilibradas y estilos de vida sedentarios contribuyen en gran medida a esta epidemia, advierte el organismo.

Durante el seminario Sobrepeso, obesidad y diabetes: efectos sobre la competitividad del país, José Ángel Gurría, secretario general de la OCDE, indicó que entre 2020 y 2050, el PIB en México se reducirá en 5.3 por ciento anual ante la epidemia de sobrepeso y obesidad.

Aseguró que en los países de la OCDE la reducción promedio será de 3.3 por ciento.

Esto significa, alertó, que en México es un 60 por ciento mayor.

«Si los ingresos petroleros que recibe México son 4.2 o 4.3 por ciento del PIB, comparado con 5.3 por ciento del PIB que perdemos anualmente, pues estamos sin duda en una emergencia económica. Estamos ante una emergencia económica» remarcó.

«El crecimiento del PIB anual siempre está mermado en 5.3 puntos porcentuales, porque cada año eso es lo que perdemos en la atención no sólo de la obesidad, sino de todos los costos médicos asociados a las enfermedades (que desencadena) y las pérdidas en productividad y competitividad».

En México, la esperanza de vida permanece aproximadamente cinco años por debajo del promedio de la OCDE (75.4 y 80.7 años, respectivamente).

A la par, reporta la OCDE, la inversión en atención a la salud representa el 5.5 por ciento del PIB, que se encuentra entre los más bajos de los países de este organismo.

El organismo advierte que la cobertura de un conjunto básico de servicios de salud en México es la más baja en la OCDE con 89.3 por ciento, mientras que los gastos de bolsillo siguen siendo altos, con 41 por ciento del gasto total en salud.

Natalia Vitela
Agencia Reforma


Los comentarios están cerrados.