ALBERTO MORONES / NTRZACATECAS.COM
ALBERTO MORONES / NTRZACATECAS.COM

El enfoque de diseño universal planteado para lograr que la inclusión sea “una posibilidad de acceso para todos” dentro del sistema educativo este 2020, se dará a través de “ajustes razonables”, así como de más acciones de conciencia y no limitadas a temas como infraestructura, expuso Martin Hernández Dones, jefe del Departamento de Educación Especial de la Secretaría de Educación de Zacatecas (Seduzac).

Como parte de los cambios generados por la actual Reforma Educativa, el programa para la inclusión y equidad educativa desaparecerá, ya que se pretende “transitar de educación especial a educación inclusiva”, al aplicar nuevas formas de trabajo en las que no existan modelos de atención segregada para los alumnos con discapacidad.

En este tenor, se propone buscar soluciones que involucren en la misma medida a todos los estudiantes, para generar una convivencia de mayor vínculo y crear consciencia sobre las necesidades que tienen los compañeros con discapacidad.

“A veces pensamos que la accesibilidad sólo es poner rampas o infraestructura, pero necesitamos pensar en ajustes razonables. Un ejemplo: un alumno con problema motriz requiere de subir escaleras; se podría reubicar esa clase en otra aula, de ser posible en la primera planta, de esta manera todos, alumnos y escuela, estarían contribuyendo en su inclusión”.

Explicó que, en el caso de la capacitación a docentes para la atención inclusiva, los nuevos enfoques intentan simplificar la metodología para que el maestro “ponga lo que aprendió a disposición del niño con discapacidad, sin recurrir a actos sofisticados”.

Durante 2019 en Zacatecas se registraron 13 mil 200 alumnos con alguna discapacidad de tipo motriz, visual, auditiva o intelectual, así como con dificultades severas de aprendizaje, conducta y comunicación.


Los comentarios están cerrados.