KAREN CALDERÓN / NTRZACATECAS.COM
KAREN CALDERÓN / NTRZACATECAS.COM

Uno de los propósitos más comunes para el inicio de año es el de tener finanzas sanas. Sin embargo, esto puede volverse un dolor de cabeza, razón por la que la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) emite las siguientes recomendaciones.

Se sugiere hacer un prepuesto, para lo que se debe elaborar un listado de ingresos y gastos mensuales, con el fin de saber cuánto dinero se destina a cada concepto. Se puede utilizar la aplicación Presupuesto Familiar para organizar de la mejor manera.

También es importante pagar deudas, para lo que se recomienda iniciar con la liquidación de las más grandes o que generen mayor interés; esto permitirá que no sigan en aumento.

Se sugiere evitar hacer compras por impulso, acción para la que se debe diferenciar lo que es necesario de aquello que sólo se desea en el momento.

Debes comparar precio y calidad, nunca irte por la primera opción; comparar diferentes alternativas te permitirá adquirir mejores productos y servicios a menor precio.

También debes conocer la capacidad de endeudamiento, que se puede calcular testando de los ingresos mensuales la cantidad que se gasta en el mes y la que se destina al ahorro, para saber qué tanto te puedes endeudar y de cuánto dispones para pagar.

Otro de los puntos claves es usar el crédito a tu favor, es decir, el dinero es prestado y ser impuntual en los pagos o dejar de pagar genera intereses y un mal historial crediticio, por lo que se debe usar de forma responsable.

Es importante ahorrar para tener finanzas sanas, para lo que se debe iniciar según las posibilidades, siempre y cuando se establezca una cantidad fija, no sólo aquélla que sobra de vez en cuando, así como guardar el dinero en un lugar seguro.

Asimismo, se sugiere elaborar un plan de vida financiero y establecer metas realistas, considerando el nivel de ingresos y gastos. Divídelas en corto, mediano y largo plazo, y comienza hoy a tomar las mejores decisiones para el futuro.

Otra de las acciones que no se deben dejar de realizar es preparar un retiro digno, es decir, ser consciente de las necesidades que se tendrán en el futuro y tomarlas en cuenta para las decisiones de consumo.


Los comentarios están cerrados.