MARLENE LUNA / NTRZACATECAS.COM
MARLENE LUNA / NTRZACATECAS.COM

Fresnillo.- En lo que va de diciembre aumentaron los robos a mano armada, pues se registraron al menos 120 hechos, principalmente contra repartidores de gas y empleados de farmacias, así como algunas tiendas departamentales.

También ocurrieron robos en casas, instituciones educativas, talleres y negocios, así como a transeúntes y robo de unidades motrices.

Por ejemplo, este 18 de diciembre, a las 4:26 horas, cuatro hombres y una mujer amagaron a dos empleados de Liconsa que llegaron a dejar leche.

Los ladrones encerraron a los trabajadores en la bodega donde dejan los productos, los tiraron al piso, los amagaron y después les quitaron sus carteras, así como sus identificaciones y tarjetas de crédito.

Por si fuera poco, les quitaron las llaves del tráiler que conducían, así como las llaves de todas las tiendas Liconsa de Fresnillo.

Pese a que las autoridades emprendieron un operativo para lograr el arresto de los hampones, no lograron dar con ellos.

Por ello se pidió que realizaran su denuncia y avisaran de la situación a todos los encargados de la Liconsa para que cambien chapas y eviten otro atraco.

En otro hecho, el pasado 14 de diciembre, llegó a la juguetería El Cubo, un sujeto con una pistola SCCY y amagó al dueño del negocio para robarle.

En ese momento llegó el hermano de la víctima, y entre ambos lo desarmaron, pero en ese momento se activó el arma y en el forcejeo, uno de los hombres resultó herido.

El responsable fue detenido por los hermanos y entregado a las autoridades, quienes acudieron al llamado de emergencia.

El 2 de diciembre detuvieron a un menor que estaba oculto en un hoyo en donde tenía varios artículos de albañilería que había sustraído de una escuela.

El delincuente era acompañado por un sujeto, quien al ver la presencia de los elementos policiacos, se dio a la fuga sin poderlo identificar.

El menor, por un desagüe de la institución sustrajo más de 20 objetos con un valor de 50 mil pesos.

Como estos hechos ocurren al menos tres durante un día, y aumentan los fines de semana entre 5 a 6 robos, y en la mayoría de los casos las autoridades no logran detener a los responsables.

 

 

 

 


Los comentarios están cerrados.