ALBERTO MORONES / NTRZACATECAS.COM
ALBERTO MORONES / NTRZACATECAS.COM

“Más que preocuparnos por el mundo que vamos a dejar a nuestros hijos, deberíamos preguntarnos: ¿qué hijos le estamos dejando al mundo?”, expresó Bernardo Campuzano Ortega, director de Educación Ambiental de la Secretaría de Agua y Medio Ambiente (SAMA).

A raíz del calentamiento global, en los últimos años surgieron algunas iniciativas con el objetivo de disminuir el uso cotidiano de energía eléctrica, como la campaña Camisa arrugada, originada en Argentina, que busca evitar por un día el gasto de electricidad generado por las planchas.

El funcionario refirió que, como esta acción, algunos grupos ambientales en el mundo han considerado otras opciones que se podrían sumar a las actividades del día a día para disminuir los daños al planeta, tan simples como cargar con servilleta de tela para las tortillas y así evitar el uso de papel, o llevar bolsas ecológicas al supermercado.

Agregó que en casa es importante sustituir el foco convencional por bombillas ahorradoras, pues no sólo contribuyen a disminuir el uso de energía, sino a la economía familiar, así como tener duchas en tiempos cortos para no desperdiciar agua y separar la basura orgánica de la inorgánica.

En el caso de las oficinas, se puede evitar usar papel en exceso, al proceder a “mecanismos virtuales”, es decir, enviar información o documentos por correo electrónico y no impresos. También al trabajo es recomendable llevar un termo o recipientes para comida, y así no utilizar unicel.

“Es muy favorable y un buen comienzo que los cambios de hábitos están siendo adquiridos por los niños, quienes muchas veces son más conscientes que los adultos de la situación que atravesamos como sociedad. Es importante cambiar, educar con muestro ejemplo y salvar el mundo”, sentenció.

Foto: Instagram


Los comentarios están cerrados.