STAFF / NTRZACATECAS.COM
STAFF / NTRZACATECAS.COM

El Sindicato Nacional Minero Metalúrgico FRENTE descalificó la injerencia en asuntos nacionales de una organización extranjera como la United Steelworkers (USW), que exige al gobierno de México realizar cambios en la legislación laboral.

La misma agrupación que durante mucho tiempo acogió y protegió a Napoleón Gómez Urrutia cuando éste huyó a Canadá pide que dicho personaje sea reconocido por lo que ellos llaman “papel clave en facilitar el diálogo entre el movimiento laboral y el gobierno mexicano”.

“Este es un burdo y planificado cabildeo entre los Steelworkers y Napo. Como las ideas absurdas de este personaje de tipificar la tercerización como un delito no encontraron eco en la opinión pública nacional, ahora lo trata de hacer utilizando una agrupación extranjera”, opinó Carlos Pavón Campos, Secretario General del FRENTE.

Pavón Campos puntualizó que si hay alguien que se ha beneficiado de la tercerización, ese es Gómez Urrutia. “Podemos decirlo: es el padre del outsourcing en México”.

El también diputado federal por el PRI apuntó que, desde hace mucho tiempo, Napo se ha dedicado a proteger los intereses de ciertos sectores de Canadá y Estados Unidos, en perjuicio de los trabajadores mexicanos.

“De alguna manera debe pagar los años que los Steelworkers lo protegieron en Canadá, pero eso no significa que las organizaciones sindicales y el propio gobierno de México permitan esa intromisión extranjera en nuestros asuntos laborales”, subrayó el diputado priísta.

Deploró que los Steelworkers quieran hacer pasar a Napo como el paladín del sector obrero, cuando no es así, todo lo contrario, desde su arribo al sindicato minero Napo se ha dedicado a explotar y a vivir de los trabajadores, a exigir millonarias cantidades en dólares a cambio de levantar huelgas que no tenían razón de ser, como cuando pedía cien millones de dólares a cambio de levantar las huelgas de Cananea, Sombrerete y Taxco.

“Primero debe aclarar dónde quedaron los 55 millones de dólares del Fideicomiso minero, y no crear cortinas de humo  para no responsabilizarse por ese dinero que les pertenece legítimamente a los trabajadores”, subrayó.

Pavón Campos agregó que Napo ni siquiera era elegible a ser senador al tener la doble nacionalidad, porque hasta la fecha no se ha comprobado que renunciara a la ciudadanía canadiense.

Por todo lo anterior, el diputado del PRI les hizo un ofrecimiento a los Steelworkers: “Si tanto quieren a Napo, se lo regalamos, que lo sigan manteniendo allá en Canadá, políticos de esa naturaleza no queremos en nuestro país”.


Los comentarios están cerrados.