KAREN CALDERÓN / NTRZACATECAS.COM
KAREN CALDERÓN / NTRZACATECAS.COM

GUADALUPE.- Trabajadores del Departamento de Limpieza del Ayuntamiento de Guadalupe y pepenadores bloquearon el acceso de la Junta Intermunicipal para la Operación del Relleno Sanitario (Jioresa), para protestar por la privatización del servicio de recolección de basura en el municipio.

Los manifestantes alegaron que se están violentando sus derechos laborales y señalaron el inicio de despidos por parte de la Presidencia a personal de este departamento.

El bloqueo inició la mañana de este lunes, tanto en el relleno sanitario como en el corralón en el que se guardan los camiones recolectores, mismo que se mantendrá cerrado hasta no haber una respuesta favorable para los trabajadores.

Por su parte, los pepenadores de la Jioresa exigen poder continuar labores con los mismos operadores, pues “ya tenemos una forma de trabajar y la empresa que entrará no nos va a dejar nada”.

Los operadores aseguraron que los únicos que tienen certeza laboral hasta el momento son los trabajadores sindicalizados, mientras que el personal de contrato o de otra modalidad perderá su puesto, ya que la empresa a la que fue otorgada la licitación no ha tenido acercamiento con ellos.

De igual manera, cuestionaron a las autoridades municipales la salida de los camiones recolectores del lugar en el que son guardados durante los fines de semana, cuestión que fue evadida por el secretario de gobierno municipal,  José Saldívar Alcalde, y por el director de Servicios Públicos, Francisco Javier Soria.

Por su parte, Julio César Chávez Padilla, alcalde de Guadalupe, aseguró que hubo reuniones con los trabajadores de esta área en las que se les aclararon dudas sobre el nuevo sistema de recolección de residuos sólidos.

En ellas, dijo, se les explicó que será “decisión de los trabajadores si continúan laborando en el nuevo sistema, en el que algunos podrían tener un mejor sueldo del que perciben actualmente, además de conservar sus prestaciones laborales”.

Expuso que el nuevo modelo supone un reordenamiento del proceso de recolección, ya que éste es uno de los servicios con más quejas en el Ayuntamiento, por lo que se busca hacerlo “más eficiente y eliminar pérdidas de tiempo en traslados, pues hay denuncias de que los camiones de basura de Guadalupe se detienen en la carretera a vender plástico y cartón”.

Asimismo, aseguró que los nuevos vehículos tendrán localizadores GPS, por lo que se tendrá conocimiento de dónde se ubican las unidades. “Es una mejora de servicio y de tecnológica para tener limpia la ciudad”.

En referencia a la salida de los camiones durante el fin de semana, refirió que éstos fueron llevados a talleres para su evaluación, y con ello determinar el daño que tienen. “Todos saben que hay que llevar las unidades a revisar y ya lo están haciendo”.

Finalmente, informó que la empresa que ganó la licitación fue Trash recolección integral de residuos sólidos, de Durango, que entrará en funciones el 1 de enero de 2020 y a la que el municipio pagará 650 mil pesos por semana, cantidad que contrasta con el  gasto que realiza actualmente, de 853 mil pesos semanales.

Fotos: Hugo Leandro


Los comentarios están cerrados.