MARLENE LUNA | NTRZACATECAS.COM
MARLENE LUNA | NTRZACATECAS.COM

Fresnillo.- En menos de seis meses, Roberto García Hernández, coordinador de la Jurisdicción Sanitaria 3, con sede en Fresnillo, sancionó a más de 10 personas, entre ellos médicos, enfermeras y personal administrativo, por posible robo de medicamento.

Lo anterior, debido a que la información que se tiene en las bitácoras por entrega de medicamento en la jurisdicción, no concuerdan con las recetas otorgadas en las casas de salud.

Además, se detectó que las personas que estaban inscritas al programa Prospera en cada una de estas casas, pagaban el servicio, lo que “de ninguna manera era avalado por la jurisdicción”, por lo que también se investigan estos eventos”.

Roberto García, quien asumió el cargo hace casi seis meses, dijo que el personal sancionado tuvo primero una llamada de atención y una sanción administrativa; sin embargo, al ver que no hacían caso, se llegó al proceso jurídico que se realiza actualmente.

El funcionario dijo que detectó estos casos de posible corrupción al realizar una verificación por medio de las brigadas de salud que llegan a cada una de las comunidades.

“Ahí se notó la ausencia del médico, de las enfermeras, y aunado a ello, se percataron de que el medicamento que tenían en existencia se volvía a pedir, y otro que se necesitaba, “ni siquiera lo pedían”.

García Hernández reconoció que como resultado del recorrido que realizó a las 24 casas de salud que tiene Fresnillo, se percató que no son aptas para brindar servicio a los pacientes.

Comentó que la atención en las comunidades se da sin tener los instrumentos necesarios para brindar una atención óptima a los usuarios.

De igual manera, en esas casas debe estar un médico las 24, 12 u 8 horas, pero no tienen los recursos suficientes por parte de la jurisdicción para contratar al personal, y mucho menos se tiene la infraestructura idónea para dar un buen servicio.

Dijo que a fin de mejorar la atención, no es el único que realiza recorridos y verificaciones, sino también su equipo de disciplina, coordinadores y supervisores.

Por su parte, el coordinador comentó que los pacientes de cada una de las comunidades tienen derecho a ser atendidos por las Brigadas Médicas, que reciben entre 25 y 30 pacientes con enfermedades crónicas, de salud reproductiva y control de niños sanos, entre otras.

Agregó que se pretende dar otro tipo de servicio que sea de calidad a las personas, pero “lo primero es el buen trato en la atención médica, evitar el rechazo a los pacientes y que estén recibiendo su medicamento en tiempo y forma”.

Afirmó que se tienen 171 casas de salud ubicadas en Sombrerete, Valparaíso, Jiménez del Teul, Chalchihuites, Saín Alto y Fresnillo, que son investigadas por el personal de la jurisdicción sanitaria, por lo que invitó a todos los usuarios a reportar cualquier anomalía.


Nuestros lectores comentan

  1. Esperemos que los corran para que contraten a personal que quiera trabajar y no robar. Muchos de esos medicamentos los venden en páginas de facebook.

    Responder

Deja un comentario