Agencia Reforma / ntrzacatecas.com
Agencia Reforma / ntrzacatecas.com

Cd. de México.-El Presidente Andrés Manuel López Obrador criticó la hipocresía que existe en México para no aceptar el racismo que padecen las personas indígenas.

«Fíjense ahora las injusticias: los verdaderos dueños de México son ahora los más pobres, los más marginados, los más humillados, porque todavía desgraciadamente sigue habiendo racismo, se esconde por hipocresía, no se expresa, no se manifiesta, pero sí hay racismo en México, por eso decidí recorrer las regiones indígenas», sostuvo.

 

En un encuentro con ciudadanos wixárikas y coras del Municipio de La Yesca, uno de los más pobres del País, -con casi el 80 por ciento de su población en pobreza- el Presidente lamentó que los pueblos originarios hayan sido los primeros en estos territorios y que estén hoy sumidos en la pobreza.

 

Según datos del Coneval, más del 70 por ciento de la población indígena, unos 8.3 millones, se encuentran en pobreza, mientras que la Encuesta Nacional sobre Discriminación de 2017 determinó que el 35 por ciento de los mexicanos cree que la pobreza de los indígenas se debe a su cultura.

 

Un informe de la ONU indicó que la esperanza de vida de las personas indígenas llega a ser hasta 20 años menor que la del resto de la población.

 

Por esto, en cada uno de sus mítines, López Obrador ha resaltado que su Gobierno aumentó al doble la pensión para los adultos mayores y que estableció diferencias de edades para entrar al programa, 65 para los pobladores indígenas y 68 para el resto.

 

«Me da orgullo venir a decirles que ya estamos cumpliendo con el compromiso que hicimos de aumentar la pensión a los adultos mayores al doble; ya no es mil 160 pesos, dos mil 550 pesos para los adultos mayores.

 

«Y en comunidades indígenas a partir de los 65 años; comunidades, pueblos mestizos tanto en el campo como en la ciudad, a partir de los 68 años; comunidad indígena, a partir de los 65 por lo mismo, porque no puede haber trato igual entre desiguales. La justicia es darle más al que tiene menos», dijo ayer en Mexquitic, Jalisco, dichos que hoy han sido utilizados para atacarlo.

 

En La Yesca, el tabasqueño resaltó la gira que está haciendo por comunidades indígenas e insistió en que se le debe de dar más apoyo a los sectores más vulnerables.

 

«Vengo a decirles que estamos buscando la unidad de nuestro pueblo, la unidad entre todas las culturas, la unidad entre todas las clases sociales, la unidad entre todas las religiones, la unidad entre creyentes y no creyentes, la unidad de todo nuestro pueblo, porque eso es importante para sacar a nuestro querido México del atraso en que se encuentra», dijo López Obrador.

 

«No dividirnos, sino caminar todos juntos y añadir algo, agregar algo: el que podamos caminar parejo, que nadie se quede atrás, que al que se quede atrás le demos la mano para que se empareje y caminemos todos juntos, eso es el humanismo, eso es el amor al prójimo, que es la doctrina que debemos de practicar», agregó.


Los comentarios están cerrados.