KAREN CALDERÓN | NTRZACATECAS.COM
KAREN CALDERÓN | NTRZACATECAS.COM

A nivel mundial se emitió una alerta sobre el uso de vapeadores, también conocidos como cigarros electrónicos, debido al daño pulmonar que ocasiona e inclusive su consumo puede llevar a la muerte, informó Iván Torres Cuevas, jefe del Departamento de Entornos Saludables y Adicciones de la Secretaría de Salud (SSZ).

Asimismo, explicó que a nivel nacional, la alerta se debe al incremento del número de hospitalizaciones de personas que utilizan el “vapeo” de forma cotidiana, específicamente en adolescentes.

De acuerdo con la Estadística Nacional del Consumo de Drogas, Alcohol y Tabaco (Encodat), del 2016 al 2017, en el país 60 mil adolescentes utilizan el cigarro electrónico y 928 mil mencionaron haberlo probado ocasionalmente.

De igual forma, mencionó que “se tenía la creencia de que el vapeador no era dañino, como lo es el tabaco, el uso de este artefacto aumentó considerablemente, causando enfermedades que van desde una bronquitis hasta un cáncer de pulmón”.

Sin embargo, afirmó que a nivel estatal no existen hospitalizaciones causadas por vapeo, pero enfatizó que se encuentra activo el consumo, sobre todo en los adolescentes, pues se detectó que se inicia su uso desde los 14 años.

Explicó que el uso del vapeo nace como una alternativa o estrategia para dejar de fumar, acción impulsada por algunas asociaciones y empresas a partir de publicidades dirigidas a fumadores activos de tabaco que quisieran dejar de fumar.

El especialista destacó que al momento de vapear se realiza una micro–nebulización que llega a rincones del pulmón y bronquiolos, a los que el tabaco no es capaz de llegar, además del uso de glicerina o de aceites que causan irritación importante a nivel pulmonar.

Aclaró que con esta alerta no se está diciendo que el  uso del vapeador sea más dañino que el tabaco, ya que este último  contiene más de 9 mil sustancias,  las cuales dañan más al pulmón; sin embargo, el cigarro electrónico también ocasiona un daño, pues aunque menor, “sí provoca enfermedades, inflamación y puede desencadenar cáncer”.

Sentenció que debido a la baja percepción de riesgo se demerita el daño de este artefacto.


Deja un comentario