Óscar Novella Macías
Óscar Novella Macías

Gobernando por y para la gente

Detrás del gobierno operaba un gobierno invisible,

sin lealtad ni responsabilidad hacia la gente.

Destruir este gobierno invisible y disolver la alianza

 entre negocios corruptos y políticos corruptos,

debería ser la primera tarea del estado

Theodore Roosevelt

 

 

La Ley del Presupuesto de Egresos Federal que se vota en Cámara de Diputados, y es ejercido a lo largo un año por el Ejecutivo, no se trata de una distribución arbitraria, se trata de un instrumento diseñado para la implementación de su Programa de Gobierno. En el fondo, es la implementación del proyecto económico–ideológico para su ejercicio anual, con el objetivo de constituir un plan de prioridades en el corto, mediano y largo plazo.

Es necesario considerar que este esquema de asignación es finito, por lo tanto, cada ajuste o replanteamiento conlleva disminución presupuestal en algún área. Por lo anterior, lo más importante que se debe ponderar son los objetivos que se pretenden lograr. Ahora bien, esto exige tener una visión transversal, es decir, que las asignaciones que por su naturaleza tengan la capacidad de incidir en varias áreas de la esfera pública deben ser prioritarias.

Uno de los ejes de la propuesta de presupuesto federal 2020 del presidente Andrés Manuel es la reactivación del mercado interno para impulsar la economía doméstica, y así propiciar las condiciones de un crecimiento sostenido.

El crecimiento sostenido a partir del fortalecimiento del ámbito energético es un eje fundamental para construir una independencia económica y política.  PEMEX y CFE se convertirán en un pilar, tanto en términos fiscales como sociales. El saqueo que estas dos instituciones han sufrido, truncaron una brillante fuente de prosperidad. Los cambios hechos tienen la intención de volver a poner al servicio de todos estas fuentes importantes de riqueza.

La previsión de crecimiento del PIB es de al rededor del 2 por ciento, que en opinión de algunos opositores es menor, no obstante, por medio de los ajustes antes mencionados, se pretende lograr un aspecto más importante del desempeño de la economía, que es la distribución equitativa de la riqueza

Podemos decir que con esta propuesta estamos frente al Gobierno del Bienestar, ya que prioriza las necesidades comunitarias a través la implementación de 20 programas sociales, poniendo por delante el interés colectivo, es decir el interés nacional.

El interés de ir acentuando el Plan de Austeridad Republicana se evidencia en la disminución que en la propuesta se hace en la Secretaría de Gobernación (90 por ciento) y la Oficina de Presidencial (40  por ciento).

También hay que destacar que en este proyecto se plantea no incrementar los  impuestos. Con esto se cumple con el compromiso de campaña y se protege tanto al productor como al consumidor.

Es de importancia toral el generar una política económica humana y racional. No podemos caer en los excesos de anteriores administraciones. No se contrata más deuda, sino que la disminuye al aumentar el pago de la misma.

Este proyecto también registra un incremento en el rubro de educación, específicamente a universidades públicas, con el objetivo de que el Estado Mexicano garantice el acceso de a la educación superior a todos los aspirantes, es decir, que ningún joven se quede sin estudiar, para que absolutamente nadie se quede sin futuro.

Durante décadas la salud pública fue olvida y saqueada, el huachicol de medicamentos e insumos médicos fue moneda corriente, es por ello que la 4T asume la responsabilidad de sanear y fortalecer nuestras instituciones sanitarias. El incremento a salud se convirtió en una prioridad, ya que el estado tiene el deber irreductible de garantizar el acceso a servicios médicos a toda su población por medio del próximo Instituto de Salud del Bienestar.

La ley siempre es más lenta que el avance tecnológico, especialmente en sociedades donde gobiernos tecnócratas ponen por delante los intereses corporativos que el bienestar social. Se incorpora a las plataformas digitales como UBER y NETFLIX al grupo de contribuyentes, lo que antes no sucedía debido a que hacían caso omiso de su obligación hacendaria.  No acotar estas actividades permitiría un acenso monopólico que sólo sirve a las juntas directivas de dichas empresas.

No podemos dejar de mencionar el incremento a algunos  programas sociales, para dotar de mayor poder adquisitivo a las clases bajas y medias, con el objetivo de reducir las brechas de desigualdad.

Le gestión del actual gobierno tiene perfectamente clara una cosa: México ha sido saqueado por demasiadas décadas. Las riquezas nacionales sólo han engordado las arcas de unos privados, tanto nacionales como extranjeros. En una combinación de corrupción e irresponsabilidad se recortó el gasto en sectores primordiales para generar bienestar social, así como seguridad y calidad de vida de los ciudadanos.  Es por todo esto que Presupuesto de Egresos Federal se pone ahora al servicio de los ciudadanos y ciudadanas. La única manera de garantizar progreso y desarrollo real es volver a socializar el gasto público, sabiendo que el recurso más valioso de México son sus mexicanos.


Los comentarios están cerrados.