¿CÓMO DIJO?

Muchos y variopintos fueron los dislates expresados por los diputados ayer en el 3er. Informe de Gobierno de Alejandro Tello, pero muchos se fijaron en el diputado que, a nombre de Acción Nacional, se aventó unos bastante “raritos”. Fue el mismísimo José Guadalupe Correa, a quien al parecer se le cuatrapearon las palabras, y dijo una costra por osa.

Dijo, por ejemplo, que “la corrupción y transparencia es la enfermedad a combatir”, al referirse a la falta de medicamentos en muchos municipios. ¿Pues no que la transparencia era la cura? Qué pues… y luego se le ocurrió pedirle a la Fiscalía General ser “más versátil (¿?) en su actuación y cuidadosa (¿?) en sus procedimientos”, pero no explicó a qué se refería, ni por qué lo decía. ¿Sería por los señalamientos que hay de que sus agentes se exceden? Le faltó punch

CATOLIQUÍSIMO

Ya desde el informe, por cierto, muchos vieron con cierto grado de escozor cómo el propio góber Alejandro Tello se encargó de darle una patada al estado laico, en la misma casa del pueblo que es la Legislatura, cuando dijo –palabras más, palabras menos– que él iba a seguir haciendo su chamba de góber… “con la venia del Creador”. ¡Santas jaculatorias republicanas!

Ah, pero horas más tarde, lo reconfirmó y lo remachó cuando, para cumplir con la tradición religiosa de la famosa Romería de Nuestra Señora de los Zacatecas, en el aniversario de fundación de la capital, el propio góber hizo la peregrinación respectiva caminando al lado del Obispo Sigifredo Noriega y un montón de fieles devotos, con gesto contrito y, según algunos chismosos, rezando el Rosario. Si no gana reconocimiento, al menos se gana el Cielo, dicen.

REACCIONARIA

Aunque si de posturas o actitudes acres al góber se trata, no cabe duda que la que dio mucho de qué hablar, tanto entre los asistentes en el Palacio Legislativo como entre quienes siguieron la transmisión por televisión (por cierto, muy criticada), fue una personaja que se la pasó hostigando permanentemente a Tello Cristerna durante su mensaje.

Fue una mosca insidiosa, que estuvo (como hacen las moscas) chi…fle y chifle, revoloteando alrededor del góber mientras leía; ya se le posaba en el traje, o le hacía cosquillas en las orejas, o en tono desafiante se paraba encima de las hojas que leía aquél con visible dificultad. Quizás a la gente del Congreso se les olvidó fumigar antes el recinto, o darle una limpiadita y ventilación, pero el chiste es que hizo las delicias del público… nomás por molestar a Tello.

DESATENCIÓN

De quien se dice que no van a dejar en paz al góber también, y ya lo dejaron en claro desde antes de que entrara al recinto legislativo a leer su mensaje, es de los agentes de la Fiscalía General de Justicia que, con documentos en mano, lo esperaron tranquilamente a que llegara para detenerlo, exponerle sus cuitas, y conminarlo a que ya les haga caso.

Lo más curioso, dicen, es que quien se supone debería estar sorteando todos estos asuntos, el secretario general de Gobierno Jehú Salas, a esas horas todavía ni llegaba al Congreso, y según los chismosos ni siquiera se había enterado de la manifestación que le esperaba a su jefe. ¿Y en él sigue confiando para que le maneje la política interior? Peor tantito si, como se rumora, es su gallo para la candidatura a gobernador… ¡Bonito ridículo hará! Como ayer…


Deja un comentario