ABANDONADOS

Cuentan las lenguas viperinas que hay un montón de estudiantes universitarios (junto con sus familias, conste), que están sumamente preocupados, con el alma en un hilo. Se trata, dicen, de decenas de estudiantes de intercambio, que están ya sea en otras universidades del país, o incluso en varias en el extranjero. La causa: la misma. No hay lana.

Y es que según dicen, desde enero de este año que se fueron todos confiados a desarrollar sus estudios en esas otras escuelas superiores, nomás no les han depositado los recursos de sus becas de intercambio, y aseguran que el Rector (y su gente) nomás los trae a vuelta y vuelta con puras promesas (que para mayo, luego para junio, que los primeros días de agosto…) y no les han pagado nada. Ahí viene ya la próxima convocatoria para el próximo año, ¿y luego?

MEJOR SOLO…

Siguen las broncas, los dimes y diretes en el ayuntamiento capitalino, y a decir de los chismosos de la polaca local, aquello no tiene ningún viso de acabar bien. El round más reciente que se aventaron los conflictuados (o sea, el alcalde morenazo Ulises Mejía y los regidores y síndico también morenos) ocurrió el viernes, en la sesión de cabildo.

Ya si el pretexto fue quitar a Lula de la Rosa para poner a Luis Monreal en Desarrollo Social, o que si aprovecharon los regidores y la síndico la ausencia de otros regidores, o que si influye más o menos el papá del presidente, la neta es lo de menos. El chiste es que cada día que pasa hay más gente que le aconseja al alcalde que es preferible seguir solo que mal acompañado… aunque sean sus propios “compañeros” de partido.

CUÉNTENLE

Las reacciones fueron muchas y muy diversas: que si se habían equivocado en la mampara oficial del evento; que no era error porque se trataba efectivamente del tercer informe de gobierno del preciso López (100 días, 1 de julio, 1 de septiembre); que si era una falta de respeto a la Constitución… ya se la saben, de todo hubo.

Y como para esos asuntos se presta medio mundo al chiste y al sarcasmo, pues no faltó el acomedido matemático que calculó, calendario y bitácora en mano, que en todo caso cada mañanera también contaría como “informe”, y que a razón de una diaria, menos unas cuantas, entonces la mampara debió decir algo así como “Bicentésimo-septuagésimo-y-tantos… Informe de Gobierno al Pueblo de México”. Ah, raza…

¿CUÁL ROBOT?

Sorprendió a muchos una publicación en las redes sociales oficiales de la Feria Nacional de Zacatecas, en tono de disculpa, pues resulta que “el robot” (¿un robot?) que se supone daría respuesta a los mensajes, dudas e inquietudes de la gente sobre boletos, escenarios, artistas, etcétera. ¿Cuál robot?

Informaron que por instrucciones de Benjamín Medrano, ahora el contacto va a ser “de humano a humano”, y que ahora “alguien” contestará todos los mensajes. A ver, a ver… ¿cuál robot? ¿Quién, dónde, cómo y de a cómo lo contrataron? ¿Quién lo programó, cuánto le invirtieron en eso? ¿Y por qué carambas no hay gente que atienda correctamente a la gente, si es un evento de la gente? O sea… se pasan, de veras.


Los comentarios están cerrados.