XIMENA LOERA/NTRZACATECAS.COM
XIMENA LOERA/NTRZACATECAS.COM

Trabajadores de la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE) denunciaron hostigamiento laboral, por lo que exigieron una mejor situación de trabajo y trato digno, a través de un documento dirigido al titular de este organismo, Francisco Murillo Ruiseco, y al gobernador Alejandro Tello Cristerna.

En el documento, conformado con 14 puntos en los que peritos, agentes del Ministerio Público (MP) y oficiales secretarios demandaron condiciones evaluadas como necesarias para hacer más eficientes sus labores.

En la demanda se muestra un sello con la fecha 14 de agosto, cuando la FGJE lo recibió.

Además, en el punto 13 reclamaron trato digno, pues los empleados revelaron que han sufrido comportamientos hostiles, como presión injustificada, cambios de lugar de adscripción sin previo aviso, descalificaciones en público y privado,  así como acoso laboral, entre otras acciones que –advirtieron– son una limitante para lograr un óptimo desempeño.

De igual manera, los quejosos exigieron que se les otorgue el beneficio de retiro voluntario, ya que en la transición de Procuraduría a Fiscalía temen perder sus derechos, como la antigüedad.

También solicitaron pago de horas extras, debido a que la jornada de trabajo excede lo establecido según sus contratos.

Otra de las demandas es la implementación del  servicio profesional de carrera, con base en destrezas, habilidades y conocimientos, que permita mejores salarios, dado que –aseguraron– la labor que desempeñan pone en riesgo sus vidas ante la inseguridad que priva en la entidad.

Además, requirieron el retroactivo salarial del año en curso, con el argumento de que personal del gobierno del estado ya lo recibió y a ellos aún no les es entregado.

El documento habría sido enviado también al despacho del gobernador Alejandro Tello  y la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Zacatecas (CDHEZ) para su conocimiento y atención. Hasta el cierre de esta edición no hubo pronunciamiento por parte de las autoridades mencionadas.


Nuestros lectores comentan