*Pedro de León Mojarro
*Pedro de León Mojarro

Hace unos días, el gobierno estatal anunció el acuerdo con el gobierno federal para ampliar a 4 carriles la carretera Zacatecas–Aguascalientes.

Según la información, el acuerdo es construir los primeros 10 kilómetros que van de Ojo Caliente a Luis Moya, lo que significa que la carretera de Osiris a Aguascalientes continuará como está.

El acuerdo según lo anunciado, en principio no suena mal, ya que actualmente la carretera de Zacatecas – Ojo Caliente es de 14 metros y prácticamente sólo falta un cuerpo para hacerla de 4 carriles; de manera que el costo se abarata y también la posibilidad de construirla en menor tiempo se vuelve perfectamente factible. Hasta aquí todo bien.

El resultado final, será que tengamos 2 vías de comunicación hacia Aguascalientes; la de Osiris a Aguascalientes de cuota y 14 metros de amplitud y la que pasaría por Ojo Caliente de 4 carriles.

La ruta de Zacatecas–Aguascalientes se convertirá en un exceso de vías de comunicación, para una región del estado que prácticamente no las necesita, es decir, con lo que tienen les basta sobra.

Otro caso muy diferente es el exceso de tráfico que ya tiene la carretera de paga de Osiris a Aguascalientes y que evidentemente justifica otro cuerpo para transformarla en una carretera de 4 carriles, pero al ser de cuota, es concesionada y no creo equivocarme que sobren inversionistas con capacidad financiera para transformarla en una vialidad de 4 carriles sin que el gobierno federal distraiga recursos fiscales para este fin.

En razón de esto, lectora, lector queridos, vuelvo a insistir en la importancia de la carretera de 4 carriles de Zacatecas–Guadalajara, misma que ya tiene registro en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y además hay proyecto técnico para construir el tramo de Tepetongo a Tlaltenango.

Esta vía se convertiría en el primer eje trasversal del país que uniría al pacífico con la frontera sur de los Estados Unidos. Pero no sólo eso,  detonaría al desarrollo de una amplia región del país compuesta por más de 30 municipios de la parte norte de Jalisco y el sur de Zacatecas que suman más de un millón y medio de habitantes, en una región forestal, agrícola y ganadera con un enorme potencial.

Esta carretera le daría un enorme impulso al Desarrollo Regional del país porque sería el primer eje carretero transversal y particularmente a nuestro estado le incrementaría mínimo en un 4 por ciento su Producto Interno Bruto estatal.

No hay que perder de vista que además para lograr este proyecto tenemos de aliado al gobierno de Jalisco, mismo que está decidido a empujar esta propuesta junto con el gobierno de Zacatecas.

Sumando fuerzas y esfuerzos, los gobiernos estatales de Jalisco y Zacatecas deben hacer causa común ante la federación para construir este mismo año el  tramo carretero de Tepetongo a Tlaltenango, recursos hay y de sobra, dados los subejercicios del presupuesto federal.

Estos  proyectos, son los que el gobernador debería impulsar si pensara  con una visión regional del estado y sus habitantes,  sin perder de vista lo más importante, nuestro estado se convertiría en una de las rutas de mayor potencial económico, repito, porque se convertiría en la conexión del pacífico con la parte sur de los Estados Unidos, una vez que la llevemos a Guadalajara.

 

 

*Coordinador Estatal del Movimiento Nacional Ruta 5

Twitter: @Pdeleonm

Sitio Web: www.pedrodeleon.mx

 


Los comentarios están cerrados.