ADOLFO JR. DÁVILA
ADOLFO JR. DÁVILA

Se corrompe programa social

Jóvenes Construyendo el Futuro es uno de los programas al que nuestro Presidente no ha cejado de referir en casi todas sus giras por los estados del país.  Con este programa se ponen a trabajar a los jóvenes entre 18 y 29 de edad, a aprender un oficio, a formar parte de la población económicamente activa, y se acaba con los famosos NINIS, los que NI trabajan NI estudian.

Se habla de que el programa ha beneficiado a una cifra de novecientos cinco mil jóvenes, destacando estados como Chiapas que tiene más de cien mil jóvenes en este programa.  Recordemos que mediante esta política pública los jóvenes reciben 3,600.00 pesos mensuales y tienen seguridad social, por un año recibirán este pago y en la empresa en donde se desempeñan les enseñarán un oficio, mandando a la Secretaría del Trabajo un informe del desempeño para los registros del programa.

Hasta aquí todo va bien, pero siempre lo he dicho, tanto para referir a quienes forman parte del Gobierno de la 4T como para todos los mexicanos comunes y corrientes como usted o como yo, lo reitero “somos los mismos mexicanos”, ni a los de dentro ni a los de fuera nos tocó Dios o una fuerza mágica transformadora, somos los mismos mexicanos que buscamos cómo corromper todo, cómo sacar ventaja, y así este programa no ha sido la excepción. Claro que al referir que somos los mismos mexicanos también existen las muchas y muy honrosas excepciones, pero existe en nuestra raza esa constante de corrupción, esa forma ingeniosa de burlar o coludir a la autoridad.

El programa “Jóvenes Construyendo el Futuro” presenta ya más de 100 denuncias de corrupción, entre las que destacan empresas fantasmas que contrataron a los jóvenes y que se quedan con parte de la beca, empresas que retienen las tarjetas a los jóvenes para quedarse con la beca o parte de ella, empresas o jóvenes que acuerdan entregar una parte de la beca  a la empresa a cambio de no asistir a aprender el oficio o en pocas palabras, a trabajar.   Así son los casos documentados de corrupción el programa, finalmente son particulares beneficiándose indebidamente con recursos públicos.

El programa hasta lo que se dijo recientemente en conferencia de prensa ha sido suspendido, por un lado señalando que se alcanzó la meta de novecientos mil beneficiarios, pero sin duda por el otro, por la corrupción que se ha comenzado a reportar en su ejercicio. Veremos cómo actúa la autoridad contra esos becarios o empresas que han dado un mal manejo al programa, veremos si los investigan y sancionan o sacan del programa a quienes lo han pervertido.

Aunque la plataforma al día de hoy aún permite el registro de empresas o instituciones, así como de jóvenes que quieren acceder al programa, tal parece que ya no se asignarán más becas por lo que resta del año, será hasta el 2020 cuando se reanude la vinculación de empresas y jóvenes para reactivarlo nuevamente, pero por lo pronto el programa se encuentra manchado por la corrupción y por lo tanto cuestionado y señalado.

De paso valdrá la pena al final de 2019 valorar los resultados, seguramente como el propio Gobierno del 4T lo ha difundido, ya hay muchos casos de éxito dentro del programa y esa es la parte positiva que no podemos dejar de lado, lamentable que haya corrupción, el mal de México y los mexicanos, pero también hay empresarios, directores de instituciones y sobre todos jóvenes hombres y mujeres que quieren sacar este país adelante.  Esperemos que hay castigo para quienes han faltado al programa, esperemos que sea lección para quienes hayan pensado corromperlo, esperemos que el Presidente cumpla su palabra castigando a los corruptos.

 


Los comentarios están cerrados.