ALEJANDRO CASTAÑEDA | NTRZACATECAS.COM
ALEJANDRO CASTAÑEDA | NTRZACATECAS.COM

Zacatecas.- El flujo migratorio de personas originarias de Centroamérica bajó considerablemente durante julio, en comparación a meses anteriores, al registrarse 40 por ciento de migrantes menos, informó Ignacio Fraire Zúñiga, delegado del Instituto Nacional de Migración (INM) en Zacatecas.

“De enero a mayo tuvimos un flujo migratorio muy elevado. Antes alojábamos un promedio de 70 a 75 personas por mes y de enero a mayo subió; hubo un mes en que tuvimos hasta 300 personas de manera simultánea”, precisó.

El funcionario federal mencionó que en 2018 fueron repatriadas 350 personas, mientras que, de enero a mayo de este año, la cifra aumentó a mil 500 repatriaciones desde Zacatecas.

Asimismo, puntualizó que, a partir de junio, hubo una disminución y en julio se redujo 40 por ciento el número de personas originarias, principalmente,  de Guatemala, Honduras y El Salvador, gracias al trabajo del INM y la Guardia Nacional.

“Con la Guardia Nacional y otras corporaciones de seguridad fuimos más exhaustivos en las revisiones desde la frontera sur”, especificó.

El delegado expresó que actualmente hay 60 adultos alojados en las instalaciones del INM Zacatecas y 20 menores no acompañados que están en la Casa Hogar del Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (SEDIF).

Fraire Zúñiga adelantó que se harán traslados directos a El Salvador con apoyo de oficinas centrales del INM y de la Policía Federal, ya que anteriormente se tenía una escala en Ciudad de México o Veracruz.

“Normalmente el proceso migratorio era trasladarlos a Iztapalapa o Acayucan y de ahí a Centroamérica, pero desde hace dos meses realizamos traslados directos de Zacatecas a Guatemala vía área y terrestre hasta Honduras”, apuntó.


Los comentarios están cerrados.