SILVIA ALVARADO | NTRZACATECAS.COM
SILVIA ALVARADO | NTRZACATECAS.COM

MAZAPIL. Ascensión Carrillo Vázquez, líder de los trabajadores transportistas de CAVA, desmintió a Peter Hughes Hallett´s, director de Sustentabilidad en la Mina Peñasquito México, al decir que son 30, y no 80, camiones los que ofrecieron y fueron rechazados en diversas ocasiones, al considerar que es una “imposición para dividir y desestabilizar a la agrupación”.

Para ejercer presión y que sean 200 los beneficiarios de la organización, los camiones de volteo se postraron a las afueras de la empresa minera, con la intención de demostrar que son insuficientes los “beneficios” a entregar.

Fue el propio Hughes Hallett´s quien afirmó que son 80 camiones los que se ofrecieron en las mesas de negociación, que desde hace un mes se ofertan en la Secretaría de Gobernación (Segob).

“Están creando divisiones con todos nosotros, ellos piensan que se van a arreglar con nosotros en las mesas de negociaciones”, denunció Ascensión Carrillo.

Señaló que estos contratos individuales ofertados sólo tienen la intención de dejarlos varados y sin trabajo, pues es la empresa española EPSA con yucles (camiones mineros), hasta ahora la más beneficiada.

El representante de CAVA precisó que los 50 camiones entregados por Peñasquito se dieron a personas ajenas al grupo y que no son ejidatarios.

“A 15 ex miembros transportistas se les pagó 150 mil pesos mediante un contrato, con tal de que abandonaran a la organización”, argumentó Carrillo Vázquez.

Agregaron que la minera “usa la división”, pues argumentaron que un ejidatario de Cerro Gordo es quien está involucrado en el amedrentamiento en su contra.

Al ser cuestionado por los avances logrados en las 15 mesas de diálogo con la mina, consideró que se ha avanzado poco, ya que “la minera muy astuta le da la vuelta a todos los compromisos”.


Los comentarios están cerrados.