SILVIA ALVARADO/NTRZACATECAS.COM
SILVIA ALVARADO/NTRZACATECAS.COM

CAÑITAS DE FELIPE PESCADOR. Agremiados de las secciones 9, 10 y 11, y afines a Víctor Flores Mórales, secretario general del Sindicato de Trabajadores Ferrocarrileros de la República Mexicana (STFRM), arribaron a la cabecera municipal para provocar y agredir a quienes piden la destitución del líder sindical y gente ajena al conflicto.

A bordo de camiones, el grupo de choque llegó a las vías del tren, poco después de las 15 horas, con la intención de retirar el bloqueo que sus contrarios mantenían desde hace dos días, impidiendo el paso del transporte.

A pesar de que los manifestantes se habían retirado 16 horas antes, la multitud permaneció en el lugar para impedir el cierre de las vías y amedrentaron a la población que sólo circular libremente por la zona.

La liberación del lugar se hizo con la intervención de gobierno del estado, pues acordaron que sería gobierno federal el que atendería y solucionaría las peticiones sindicales, como el pago a jubilados y la reinstalación de ferrocarrileros.

Jehú Eduí Salas Dávila, secretario general de Gobierno, informó que se pidió al subsecretario de Gobernación, Ricardo Peralta Saucedo, una mesa de negociación con Olga Sánchez Cordero, responsable de la Secretaría de Gobernación (Segob).

En una reunión que tuvo el alcalde Marco Antonio Regis Zúñiga, Erick Fabián Muñoz Román, subsecretario de Concertación y Atención Ciudadana; y los ex ferrocarrileros, se acordó que “en lo inmediato” se estableciera el diálogo para solucionar el conflicto sindical.

Será el próximo martes cuando representantes de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), la empresa Ferrocarriles Mexicanos (FERROMEX), el Ayuntamiento, la Segob y gobierno del estado, inicien con la discusión.

Por su parte, Muñoz Román expresó a NTR Medios de Comunicación que se pidió reforzar la presencia de las policías Estatal Preventiva (PEP) e Investigadora, dependiente de la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE).

De igual forma, resaltó que hay “prudencia” por parte de los habitantes, pues tratan de evitar cualquier situación de violencia.

Tras todo lo ocurrido, Regis Zuñiga lamentó este “agravio y provocación al pueblo de Cañitas”.


Los comentarios están cerrados.