ALBERTO MORONES | NTRZACATECAS.COM
ALBERTO MORONES | NTRZACATECAS.COM

Zacatecas.- El aumento en el consumo y tipos de drogas en la entidad se convirtió en una de las problemáticas sociales de mayor preocupación para la sociedad, pues producen daños irreversibles a quienes consumen y a sus familias, sentenció Sigifredo Noriega Barceló, obispo de la Diócesis de Zacatecas.

Durante las visitas pastorales que realiza en los municipios y comunidades del estado, el obispo destacó que muchas personas se acercan a él externando el incremento de este problema, principalmente en los jóvenes, lo que representa una preocupación tras las nuevas creaciones en drogas procesadas, que resultan más dañinas y peligrosas para el consumidor.

“Mucha gente se está quedando arriba, […] por el tipo de drogas que se están usado traen daños irreversibles, que estamos a tiempo de ir previniendo”.

En este contexto, enfatizó necesario actuar ante el problema con un trabajo más intensivo respecto la prevención sobre el uso y consumo de drogas.

Asimismo, expuso que entre otros de los problemas sociales que más se externan por los zacatecanos está la formación de las nuevas generaciones en hogares donde los hijos están creciendo solos tras el trabajo de los padres, criados por “maestros anónimos” a través de la tecnología; que también pueden mostrar o llevar a los jóvenes “por caminos equivocados.

Al igual, la falta de trabajo es otro factor de preocupación en la entidad, pues las ofertas laborales no van de acuerdo con los estudios y preparación de muchos jóvenes, “motivo por el cual muchos se ven obligados a migrar”, concluyó el obispo.

Sigifredo Noriega Barceló, obispo de la Diócesis de Zacatecas


Los comentarios están cerrados.