KAREN CALDERÓN | NTRZACATECAS.COM
KAREN CALDERÓN | NTRZACATECAS.COM

Zacatecas.- La Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI) en Zacatecas denunció “trabas” en la delegación del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) y afirmó que esto tuvo repercusiones económicas graves para el sector.

Este lunes, representantes de la organización exigieron que sean destituidas Gabriela Rojo Medina y Judith Ramírez Balderas, delegada y gerente de Créditos del Infonavit en el estado, respectivamente; asimismo, demandaron una “investigación exhaustiva” en la institución.

En conferencia de prensa, argumentaron que las funcionarias denigran el trabajo de los profesionales inmobiliarios y entorpecen los trámites de los derechohabientes, lo que afecta la colocación de créditos en la entidad, a usuarios y a empresas de bienes raíces.

Lucía Susana Gallegos Alonso, presidente de la AMPI en Zacatecas, aseguró que agotaron desde abril todos los recursos para solucionar el conflicto con la administración del Infonavit a nivel estatal, incluso con intervención del presidente de la asociación nacional, Pablo Vásquez Rodríguez.

La representante de los afectados acusó que, sin embargo, no hay respuesta positiva de parte de la dependencia y mencionó que uno de los mayores problemas que enfrentan es la tardanza para los procesos y la retención de documentos.

Ejemplificó que un oficio que debe tardarse máximo una semana para resolverse se posterga hasta más del doble, lo que provoca que se pierdan créditos, y añadió que se cambiaron algunos protocolos, en perjuicio de sus clientes.

También señaló malos tratos, “inapropiados, prepotentes y déspotas”, de parte de la delegación, donde aseguraron se les ha impedido el acceso, pese a tratarse de instalaciones públicas.

Gallegos Alonso expuso que el personal del instituto se niega a entregar documentación a los promotores de venta certificados, aunque tienen representación jurídica de los acreditados y que cumplieron con los requisitos que se les exigen.

De igual forma, advirtió que se obliga verbalmente a entregar las viviendas sin que la institución las pague, “arriesgando el patrimonio de los propietarios del inmueble: pequeños constructores, desarrollo de vivienda y clientes”, representados por la AMPI.

La presidente de la organización puntualizó que las afectaciones del mal manejo en el Infonavit ya se resienten en Zacatecas y como ejemplo citó la baja colocación de viviendas durante el primer trimestre de 2019.

Recientemente, NTR Medios de Comunicación informó que, en comparación con 2018, Zacatecas cayó al último lugar a nivel nacional en venta de casas nuevas y presentó un desplome de más de 50 por ciento en la adquisición de viviendas económicas, en las que el Infonavit es el principal comercializador.

Lucía Susana Gallegos agregó que también disminuyó la colocación de créditos hipotecarios de la institución; en años pasados, comparó, las empresas inmobiliarias colocaron hasta 700 en los primeros meses del año, mientras que en 2019 sólo fueron 200 hasta mayo.

Integrantes de la AMPI atribuyeron este problema a los malos manejos y las actitudes “intolerantes y groseras” por parte de la delegada y de la gerente de Créditos, de quienes, además, dijeron que carecen de los conocimientos necesarios para ejercer las funciones a su cargo.

 


Nuestros lectores comentan