La obesidad del gobierno se paga con impuestos.


Los comentarios están cerrados.