Enrique Laviada
Enrique Laviada

Convenimos ayer, luego de cruzar algunos comentarios periodísticos en nuestra junta de la redacción, que el titular del Ejecutivo, léase Alejandro Tello, intenta acreditar el método de amontonar eventos el primer día de la semana, para que en los restantes todo vuelva a la normalidad (es ironía) y nos conformemos con el ritmo (semi)lento que más le acomoda.

Así, el lunes de cada semana se parece mucho más a la agenda de un gobernador, digamos que puede incluir más de tres asuntos, generalmente variados, para dejar la impresión de que se cubren todos los frentes, casi con soltura y buena disposición a sudar la camiseta del equipo de gobierno (es un decir), en el lapso quinquenal que le corresponde.

Los genios que asesoran (la ironía es evidente) a Tello le han hecho creer que ésa es la mejor forma de “fijar agenda” y que nadie se le adelante, se trata, dicen, de ir a la ofensiva, adelantarse, dejar en claro que el aparato oficial camina y lo hace a buen paso (sobra aclarar que es ironía), pero sobre todo que eso se convierta en una imagen, nosotros le hemos llamado la de trabajar duro (aunque sea en lunes) y con todo.

Para ilustrar semejante empeño ayer arrancó la semana con un masivo y colorido evento, organizado por el Instituto Zacatecano para la Educación de los Adultos (IZEA), a efecto de celebrar su aniversario y difundir cómo se dedican ahora  a “cambiar vidas y abrir oportunidades”, a lo que le siguió la sorpresiva declaración de Tello en redes sociales sobre su determinación de recortar la burocracia para mejor pagarle a los maestros, de lo que pasamos al anuncio de otro festival creo que del corrido, y más tarde acudir a la firma de importantes acuerdos en materia económica, los que con toda seguridad nos harán socios industriales de los chinos y, finalmente, supervisar los preparativos de la rueda de prensa en la que su esposa, Cristina Rodríguez, presentaría a la pléyade de aspirantes a ocupar el trono reservado a la reina de la Feria en su edición de este año, sin contar algunas reuniones de carácter privado.

Vaya día. Ni cómo dudar que el objetivo estratégico (no es ironía) consiste en acreditar el lunes como el mejor día de Alejandro Tello, para que los medios disfruten la oportunidad de escoger una entre todas las actividades, como la nota del día, de ser posible acompañada de su buena foto, con el mejor de los ánimos, que hay que empezar bien la semana. Vaya día.

Supongo que los genios que rodean al gobernador, empero, dejaron de considerar, tal vez se les fue, el detalle de que la revelación de Tello, con un tuit mediante el cual hacía del conocimiento público que  todo estaba listo y preparado para echar a la calle a un número importante de empleados de gobierno, terminaría por cambiar un lunes de mucho trabajo, por uno de muchos trabajadores en peligro de quedarse sin trabajo, ni modo.

…………………………………….

Acertijo

A ver si se animan


Nuestros lectores comentan

  1. JOSÉ ESCOBEDO DOMÍNGUEZ

    NO SE VALE TOMAR ESE MAL EJEMPLO DE LÓPEZ OBRADOR QUE HA DAÑADO YA, A MILLONES DE MEXICANOS. SE REQUIERE SER MÁS CREATIVO Y TOMAR SUS PROPIAS INICIATIVAS. ESAS ONDAS POPULISTAS HAN SIDO DE MAL GUSTO Y DESTRUCTIVAS. OJALÁ TELLO LO REFLEXIONE. QUE PIENSE EN EL NÚMERO DE FAMILIAS QUE VA A DEJAR SIN COMER. AQUÍ LE TOCA AL DIF SU OPINÓN EN PRIMER LUGAR.