STAFF | NTRZACATECAS.COM
STAFF | NTRZACATECAS.COM

1994 es quizá el año que causó un punto de inflexión en la historia reciente de México contemporáneo. Muchos de los acontecimientos acaecidos aquel año aún perduran en la vida social, política y económica de hoy. La entrada en vigor del TLCAN (Tratado de Libre comercio), la irrupción del EZLN (Ejército Zapatista de Liberación Nacional), el magnicidio del candidato a la presidencia del PRI (Partido Revolucionario Institucional) Luis Donaldo Colosio y del Secretario General del mismo partido, José Francisco Ruiz Massieu y sus cuestionables investigaciones, además de la crisis económica conocida como el “efecto tequila” y la crisis política del partido oficial y su declive son, entre los más trascendentales, hechos que sucedieron aquel año y que se muestran en la nueva serie documental de Netflix, producida por Vice, 1994, dirigida por Diego Enrique Osorno.

El documental cuenta con entrevistas de primera mano, de personajes que fueron protagonistas principales de aquel año, como el mismísimo expresidente Carlos Salinas de Gortari, quien muestra una simpatía y un gran manejo de sus expresiones frente a cámara y causa cierta inquietud al observar a quien en últimos años se le atribuye como el máximo líder de lo que el actual Presidente de México ha llamado “mafia del poder”, y a quien la visión popular marca como el verdadero autor de las muertes de Colosio y Ruiz Massieu. También se cuenta entre los entrevistados al líder del EZLN, el llamado Subcomandante Galeano (antes Marcos), quien da su primera entrevista después de varios años. Entre otros, como Marcelo Ebrard, actual Secretario de Relaciones Exteriores y quien fuera coordinador de campaña del expresidente Ernesto Zedillo, después del asesinato de Colosio; Alfonso Durazo (actual Secretario de Seguridad) y quien fuera secretario particular de Colosio, entre otros.

El documental, dividido en 5 capítulos, muestra en cada uno parte de los acontecimientos ya mencionados, no sólo con entrevistas, sino también con gran cantidad de material de archivo, desde grabaciones hasta noticias de televisión, reforzado por la desclasificación del caso Colosio, lo que brinda un sentido de mayor importancia al asesinato de éste; ya que la figura de Colosio recorre hechos como el EZLN –quizá debido al éxito de la serie lanzada también en Netflix, Colosio: Historia de un Crimen–. Sin embargo, en palabras del autor, esto se muestra como un símbolo de tantos asesinatos no resueltos en el país, magnificando este protagonismo como un mártir de la democracia o como el que pudo ser también un mesías político –idea reforzada con la línea de una popular película de superhéroes: “o mueres como un héroe o terminas viviendo demasiado para convertirte en villano”–, un supuesto de la historia que sólo permite especular. Así, otros acontecimientos como las crisis económicas sólo son presentados como esbozos, sin profundizar.

De esta forma, aunque el documental trate de retratar objetivamente los acontecimientos acaecidos en la vida pública, no deja de representar sólo una visión parcial que, aunque el director trate de ser mediador con las entrevistas del Subcomandante Galeano en contraste a la de Salinas, el máximo narrador, no deja de ser sólo la visión de los hechos desde la elite que ya mencionábamos.

Aun así, 1994 es un buen documental, con buena producción, que cumple con su misión de mostrar e ilustrar a los homovidens,[1] esta parte convulsa de la historia de México, además de que su visionado resulta entretenido y causa interés en el espectador –pero no olvide que esta visión no sólo es vista en México, sino también en todos los países donde está presente Netflix–. No obstante, ante todos estos cabos sueltos dejados por la serie, no queda más que, en la voluntad del receptor, tratar de informarse más por otros medios, ya sea lecturas de libros o artículos, para no quedarse únicamente con la explicación de una parte de esta historia.

Edgar Alejandro Palacios Gaytán/ Historiador. Sostiene en Facebook la página Enfoque. Cineymás

[1] Homo Videns es un término acuñado por Giovanni Sartori que significa, “una criatura que mira pero que no piensa, que ve pero que no entiende”. Recogido de su obra Homo Videns: La sociedad teledirigida.


Los comentarios están cerrados.