ALFONSO DEL REAL LÓPEZ | NTRZACATECAS.COM
ALFONSO DEL REAL LÓPEZ | NTRZACATECAS.COM

Ese año fue extrañamente complejo, convulso y ahora difícil de olvidar. A la par de muchísimos acontecimientos de orden mundial, México vivió uno de los episodios de la vida nacional más difíciles por el alto contenido político.

1994 fue un año con eventos de distinta naturaleza que reordenaron y reorientaron al mundo. En ese año, Yasir Arafat (Palestina), Shimon Peres y Yitzhak Rabin (ambos de Israel) ganaron el Premio Nobel de la Paz; fue la masacre en Ruanda, el año del cese al fuego por el IRA (ejército irlandés) en Irlanda del Norte; Bill Clinton toma las tiendas de EUA, O. J. Simpson es encumbrado mediáticamente por el juicio en su contra…

… Kurt Cobain se suicida; muere el ex presidente Richard Nixon (lo que provoca nuevamente una discusión sobre el papel de los medios de comunicación en la vida pública); Tom Hanks gana su segundo Óscar a mejor actor de manera consecutiva por Forrest Gump; es lanzada la película Tiempos Violentos (Pulp Fiction), ahora considerada como película de culto por los seguidores de Tarantino (me incluyo en esa categoría); y también ve la luz una extraordinaria película conocida en español como Sueños de Fuga (The Shawshank Redemption) con las magistrales actuaciones de Tim Robbins y Morgan Freeman…

En ese año también por primera vez se llevó a cabo una edición de la Copa Mundial de Futbol en Estados Unidos.

Y ese, quizás, puede considerarse en su justa dimensión en una vivencia de más dramas que marcan el icónico 1994. Y mire, no es para menos.

En esa edición del mundial de futbol, por ejemplo, México volvió a vivir el drama del deporte de las patadas, pues fuimos eliminados en tanda de penales por Bulgaria, a pesar de un grandioso esfuerzo del ex arquero nacional Jorge Campos. México regresaba a las justas mundialistas después de haber sido castigado por el escándalo de los “cachirules”, que lo marginó del Mundial Italia 90.

Los búlgaros nos bajaron de la nube en que andábamos con una selección mexicana muy competitiva con jugadores como Jorge Campos, Claudio Suárez,  Juan de Dios Ramírez Perales, Ignacio Ambriz, Ramón Ramírez, Marcelino Bernal, Carlos Hermosillo, Alberto García Aspe, Hugo Sánchez, Luis García, Luis Roberto Alves “Zague”, Missael Espinoza, Benjamín Galindo, Luis Miguel Salvador y en la dirección del conjunto nacional el reconocido Miguel Mejía Barón, quien a la postre vivió una recriminación mediática por no haber metido a Hugo Sánchez de cambio en ese juego de octavos de final en el que México disputaba el pase a los cuartos contra el equipo búlgaro comandado por la estrella del Barcelona, Hristo Stoichkov, quien obtuvo el Balón de Oro como mejor futbolista europeo del año 1994.

En ese mundial hubo muchos detalles para la historia: por ejemplo, Roger Milla, un jugador africano, se convirtió en el jugador más longevo en competir en un mundial, jugando a sus 42 años, toda una proeza; hubo un jugador ruso que impuso un récord de más goles anotados en un mundial al marcar cinco tantos precisamente frente a la selección camerunesa de Roger Milla.

En aquella justa futbolística, Diego Armando Maradona dio positivo en un examen antidopaje y fue expulsado de la competencia; la selección colombiana tuvo una actuación decepcionante y uno de los jugadores de aquella selección, de regreso a Colombia, fue asesinado arteramente.

El Mundial de 1994 no vio jugar a países como Inglaterra, Dinamarca (que fue campeona de Europa en 1992), Portugal y Francia; el conjunto de Yugoslavia fue excluido por la guerra civil que aestremecía a Bosnia; el delantero Saed Owairan de Arabia Saudita anotó un gol que quedó registrado como uno de los más bonitos anotados en un mundial; Bulgaria y Suecia fueron una gran revelación futbolística, Romario se coronó como un jugadorazo con Brasil, Roberto Baggio vivió la penumbra al fallar un penal en la final ante los brasileños y así convertirse en el artífice de la derrota italiana.

Sí, 1994 fue un año de drama… También futbolístico.

 

1994: drama y fútbol

Alfonso Carlos Del Real López / Politólogo


Los comentarios están cerrados.