KAREN CALDERÓN | NTRZACATECAS.COM
KAREN CALDERÓN | NTRZACATECAS.COM

Óscar Alfonso del Real Muñoz, delegado de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), informó que se colocaron tres sellos de suspensión en el restaurante del Hotel Emporio y cuenta con 10 días hábiles para responder la denuncia de discriminación en su contra por turistas de Chihuahua.

Indicó que personal de Profeco encontró diversas anomalías en el lugar, como el condicionamiento del acceso a las personas; es decir, se reservan el derecho de admisión, hecho prohibido en la Ley General del Consumidor (LGC).

Además, el precio de la carta no corresponde al cobro: “un burrito que se cobró en 120 pesos en la carta dice que vale 78 pesos”; así como la integración de propinas a la cuenta de consumo, acción prohibido en la LGC.

La Profeco explicó que el 25 de abril recibió una denuncia redirigida de oficinas centrales de la PROFECO, vía internet:  “nos contestó no están vestidos de manera adecuada y ya nos llamaron la atención por favor acompáñenme a la salida, en eso se acercó personal de seguridad para acompañarnos a la salida de muy mala manera, en ningún momento se nos informó de algún reglamento  o código de vestimenta, solo se nos pidió abandonar el lugar  exhibiéndonos ante todos los comensales”.

Del Real Muñoz Muñoz puntualizó que los sellos de suspensión no significan clausura del lugar, “sino que es una alerta a los usuarios de que la Profeco está actuando en ese momento sobre algunas violaciones de la ley”.

 

Los sellos de suspensión no significan clausura del lugar, sino advertencia al consumidor.


Los comentarios están cerrados.