STAFF | NTRZACATECAS.COM
STAFF | NTRZACATECAS.COM

Zacatecas.- Con la representación del rector Antonio Guzmán Fernández, el secretario general de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), Rubén Ibarra Reyes, firmó el convenio para el fomento de la lectura con la Dirección General de Bibliotecas de la Secretaría de Cultura del gobierno federal en la sala de juntas de rectoría.

Ibarra Reyes enfatizó que el compromiso signado representa un reto importante no solo por el fomento a la lectura, sino por la formación integral de los jóvenes universitarios, “porque esta campaña nacional debe tener resultados esperanzadores, alentadores para la formación de un mejor país”.

El secretario General se refirió al director general de bibliotecas de la Secretaría de Cultura, Max Arriaga Navarro, al señalar que “a partir de ahora quiero que consideres a la UAZ como un aliado verdadero, no solo de palabra o por el convenio, sino porque conocemos tu esfuerzo y queremos acompañarte en esta noble labor de inculcar la lectura entre los mexicanos”.

Sabemos que es un elemento fundamental en la construcción de una ciudadanía más equitativa y democrática y en que los jóvenes, tengan una salida real y verdadera a lo que este país ha estado padeciendo en los últimos años, subrayó reflexivamente el secretario general de la UAZ, Rubén Ibarra Reyes.

A su vez el director general de Bibliotecas de la Secretaría de Cultura del gobierno federal, Max Arriaga Navarro, afirmó que de acuerdo a los datos registrados por en febrero del 2018 en el módulo de lectura del INEGI, el 45% de los encuestados aseguró haber leído un libro en los últimos 12 meses y el 78% aseguró que entienden lo que están leyendo.

Agregó al respecto que datos similares se registraban en el año 2005 cuando la Encuesta Nacional de Lectura arrojó que el 73% consideró que leer es una actividad fácil y en donde alrededor del 57% de la población lee libros en la actualidad, y un 32 por ciento declara que lee diariamente libros.

Mencionó que el resultado es que en México se leen 3.5 libros al año por gusto y alrededor de un 30% lee cuatro libros o más anualmente. Con base a estos datos podemos estar tranquilos porque vivimos en un país de lectores, seguros de que México se está convirtiendo en un país de lectores, dijo.

Sin embargo, aclaró Arriaga Navarro, todos sabemos que eso es una fantasía. Las evaluaciones y la realidad nos demuestran lo contrario.

El director general de bibliotecas del gobierno federal consideró que “esas cifras nunca reflejaron los hábitos de lectura de la población: ¿Cuántas personas ven con un libro bajo el brazo o leyéndolo en el transporte público? ¿Cuántos de ustedes conocen a alguien que posee problemas escolares graves porque no logra comprender lo que transmite un texto? ¿Qué cantidad de libros se quedan olvidados en puestos de revistas o bibliotecas porque la gente no quiere leerlos aunque sean gratuitos?”, cuestionó.

Fue entonces cuando asentó que este panorama requiere de un diagnóstico de la cuestión y que muchos investigadores, a lo largo del país, han aportado datos para mejorar los indicadores en la educación mexicana y cumplir con los mínimos esperados en lectoescritura nacional e internacional, y hacer exigible una atención diferenciada por entidad, tipo de servicio, control administrativo, cultura y subcultura.

En ese contexto subrayó que el convenio entre la DGB y la UAZ forma parte de las acciones del gobierno federal para la estrategia nacional de la lectura que lidera el doctor Eduardo Villegas, y que reúne a diferentes áreas de la SEP y el Conacyt e impulsa la reactivación de la red nacional de bibliotecas públicas, al vincularse con los institutos de educación superior autónomos estatales y generar una estrategia para que sus alumnos, a través de un servicio social o sus prácticas educativas, desarrollen talleres de fomento a la lectura en los espacios bibliotecarios.

Para lograrlo, dijo, la DGB ha diseñado una plataforma modelo donde se ofrecerá una capacitación a distancia para los estudiantes de la UAZ y estará dividida en 12 sesiones semanales de dos horas cada una, las que implican otras 12 horas más de desarrollo práctico en los espacios de las bibliotecas públicas, atendiendo a grupos reducidos de alumnos de educación básica. Será un verdadero servicio social en toda regla, puntualizó.

Finalmente mencionó que se espera que se sumen todos los institutos de educación superior del estado de Zacatecas.

En el acto protocolario de firma estuvieron presentes Ángel Román Gutiérrez, coordinador de Vinculación de la UAZ; Luis Hugo Núñez Verdugo, coordinador estatal de bibliotecas del gobierno del estado, así como Sergio Jiménez, coordinador de bibliotecas de la UAZ.


Los comentarios están cerrados.