NOTIMEX | NTRZACATECAS.COM
NOTIMEX | NTRZACATECAS.COM

El 30 por ciento de los pacientes que llega por disfunción eréctil tiene tapadas las arterias del corazón.

Ciudad de México.- Mantener hábitos saludables como actividad física y dejar de fumar son parte del tratamiento para hacer frente a la disfunción eréctil, incapacidad de iniciar o sostener la erección durante una relación sexual, que puede clasificarse en orgánica y psicógena.

De acuerdo con el jefe del servicio de urología del Hospital General de México “Dr. Eduardo Liceaga”, Eduardo Alonso Serrano Brambila, la disfunción eréctil orgánica se caracteriza por tener un origen físico, generalmente en varones adultos con más comorbilidades. Mientras que la psicógena tiene un proceso mental, común entre los jóvenes.

Señaló que la mayoría de los pacientes jóvenes se ven involucrados en problemas laborales, financieros, familiares y afectivos, lo cual les genera ansiedad. Por ello, dijo, se prescriben medicamentos para mejorar su autoestima y puedan desarrollar normalmente la erección durante la relación sexual.

Explicó que en el caso de la disfunción eréctil orgánica, el daño que sufren los vasos sanguíneos y nervios que gobiernan la erección en pacientes con diabetes, impide que la sangre llegue de forma abrupta al pene para lograr la firmeza.

Serrano Brambila detalló que los pacientes con colesterol o triglicéridos altos no solo tienen tapadas las arterias de los cuerpos cavernosos del pene, sino de toda su anatomía.

“El 30 por ciento de los pacientes que llega por disfunción eréctil tiene tapadas las arterias coronarias -arterias del corazón- por lo que son enviados al servicio de cardiología para descartar que se tenga un problema de este tipo”, añadió.

El especialista sostuvo que en México hasta el 40 por ciento de los varones mayores de 50 años de edad pueden tener esta enfermedad.

Cabe señalar que existen fármacos orales para los pacientes que tienen daño orgánico, sin embargo, cuando el padecimiento es más severo se colocan medicamentos dentro del conducto urinario o se pueden aplicar inyecciones directamente en el pene para producir la erección.


Los comentarios están cerrados.