REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

MÉXICO.- Para rescatar los 324 hospitales y clínicas abandonados o a medias que heredaron de las administraciones pasadas se requiere, sólo para las obras que son viables, 14 mil 600 millones de pesos, advierte Asa Christina Laurell, subsecretaria de Integración y Desarrollo de la Secretaría de Salud.

De ellos, 161 centros de salud y hospitales están suspendidos y 163 siguen en construcción, en algunos casos desde hace 15 años.

Algunas obras fueron iniciadas con tintes políticos y sin planeación, incluso 74 unidades no estaban ni registradas en el sistema oficial, refiere la cirujana y doctora en sociología.

«En gran medida», explicó Laurell, «son las obras que un presidente municipal decidió construir o que un diputado consiguió dinero y construyó. Se saltaron todas las formalidades, entonces, cuando se va el presidente municipal, ahí quedó».

Por ahora, el nuevo Gobierno analizan cuáles unidades vale la pena reconstruir o terminar. Algunas quedarán abandonadas.

«Pueden estar tan mal planeadas que no tenga caso (terminarlas). Luego hay las situaciones donde hay abandono porque son obras fraudulentas», lamenta.

La suspensión de las obras se debe principalmente a proyectos malhechos, falta de previsión, construcción en terrenos irregulares o inutilizables o planeación deficiente de recursos.

«Hay proyectos que no están apegados a la normatividad. Hay reglas de seguridad sobre todo. No puedo meter en una sala equipo de rayos X si no tiene plomo la pared, por ejemplo», explica.

Hay hospitales que prácticamente están terminados, pero no tienen personal.

«Más o menos, lo que cuesta operar un hospital en relación al costo de construcción y equipamiento, es un tercio de ese costo, es decir en tres años me sale igualmente caro operar un hospital que construirlo», indica la experta en salud pública.

La dependencia además fiscaliza la comprobación de 42 mil millones de pesos de recursos del Seguro Popular que se invirtieron en los Estados para construir obra y que, a la fecha no se han comprobado.

Este año, la Secretaría de Salud sólo tiene 2 mil millones de pesos del Seguro Popular para invertir en la reconstrucción de estas obras abandonadas o suspendidas, precisa la funcionaria, pero se estudian otros fondos de dónde obtener recursos, como el Fonden.

La dependencia también analiza con qué tipo de especialistas y equipo cuentan los hospitales.

«Eso no se resuelve en un abrir y cerrar de ojos, pero para poder hacer una buena planeación en salud necesitamos tener esta información», agrega.


Los comentarios están cerrados.