FELIPE ANDRADE HARO
FELIPE ANDRADE HARO

Rey: Basta de zalamerías. Quiero que me informes de dónde jijos sacaron esta encuesta
en la que me ponen 2.5 de calificación. Se ve a leguas que es una encuesta cuchareada para estarme
fregando

Había una vez un Rey medio torpe, pero en el fondo (muy en el fondo) sentía que era buena onda. Ésta
es una de tantas historias.
TERCER ACTO (El Rey ve las redes sociales)
ESCENA I
–Rey: ¿Quéeeeeeee? Hijos de su bomba. ¡Guardias, guardias! Venid en el acto.
–Guardia 1: Uta, ya empezó a fregar el panzón. Ve tú, Eulalio.
–Guardia 2: Te toca a ti, Gudelio, yo fui en la madrugada a llevarle la bacinica.
–Guardia 1: S’ órdenes alteza. ¿Qué se le atoró?
–Rey: Disculpe usted buen hombre, no sabía qué se iba a molestar por atender a su REY. Vete por el
Duque de Tarabilla y cuando regreses te hincas a medio patio, con un adobe en cada mano, por dos
horas. A ver si el calorón te quita lo baboso.
(Sale el guardia echando pestes contra el Rey. Llega el Duque de Tarabilla).
–Duque de Tarabilla: Aquí su mero mero servidor. ¿En que se le puede servir al rey más chipocludo de
este universo?
–Rey: Basta de zalamerías. Quiero que me informes de dónde jijos sacaron esta encuesta en la que me
ponen 2.5 de calificación. Se ve a leguas que es una encuesta cuchareada para estarme fregando. Nadie
ha hecho más por este reino que yo. En mi “Contrato por el Reino” dije claramente mis acciones para
frenar la inseguridad, el desempleo, la corrupción y otros males. Y por supuesto que he cumplido. Y ¡no
me voy! Aquí me quedo por mis purititos…

–Duque de Tarabilla: No se esponje majestad, ya ve que luego le sube la presión y se pone muy mal.
Deje investigo quien levantó esas encuestas.
–Rey: ¿Encuestas? ¿Pues cuántas son?
–Duque de Tarabilla: Pues con la de hoy ya van cinco, pero no se agüite, en dos tiene 4. Va subiendo,
picarón.
(Sale el Duque de Tarabilla del Palacio y entra una Comisión del Parlamento).
–Conde de Tahona: Majestad, deseando que tenga un excelente día, le informamos que tal y como nos
ordenó, ya entregamos al premio a la mujer del año a Doña Prudencia, la vendedora de yerbas del
Mercado “8 de Marzo”, por su incansable labor en beneficio de los empachados del reino. La prole está
contenta.
–Rey: Bueno, una bronca menos. Y esa iniciativa del aborto me la queman con palma bendita. No
quiero herejes en mi reino. Ya les mandé un sobrecito con mi agradecimiento.
–Conde de Tahona: Gracias, majestad. Y queremos pedirle, si no es mucha molestia, que en el festival
cultural del reino incluya a nuestro grupo favorito: la original y auténtica banda “El Tomate”.
–Rey: Claro, claro. Voy a ordenar que así sea.
(Sale la comisión).
–Rey: Ah pinches nacos. Banda “El Tomate”, juar, juar, juar. De plano no hay quien se salve en este
reino. A la prole pan y circo. Pero, con las medidas de austeridad del emperador, creo que sólo les toca
circo. Uyyy se me antojaron unas palomitas y un algodón de azúcar.
(Llega el Duque de Tarabilla).
–Duque de Tarabilla: ¿Qué pasó majestad? ¿Todo bien y en santa paz?
–Rey: A ver, dime lo de las encuestas.
–Duque de Tarabilla: Uta, se me olvidó por completo su encargo. Me fui derechito a felicitar a Doña
Prudencia por su premio. La neta lo felicito, nadie mejor que ella. Ya era justo que reinara la razón,
porque siempre le tocaba el premio a su vieja, digo, a su amada esposa o a alguien muy cercana a usted.
Esos premios deberían de desaparecer de su agenda, y es muy posible que su imagen crezca entre la
prole. Por eso saca tan baja calificación. Nadie, excepto yo, claro, lo traga.
(El rey se pone rojo y comienza a hincharse).

–Rey: ¡Guardiassssssss!
Guardia 2: (Entra con una bacinica) Aquí está majestad, haga su chis rapidito porque estoy viendo el
partido de la Champions.
–Rey: ¡Qué partido ni que ocho cuartos! Llévate a este méndigo hijo de la Polevnsky al calabozo y que
le den 20 jalones de patillas, 30 garnuchos y doble calzón chino. Y que me hagan una encuesta en
donde tenga 10 de calificación. Ya verá esa méndiga prole.
¡LAS ENCUESTAS NO SIRVEN. BUENO, SI SACO 10 SÍ SON AUTÉNTICAS!


Los comentarios están cerrados.