STAFF | NTRZACATECAS.COM
STAFF | NTRZACATECAS.COM

Ciudad de México.- Antes de que los iPhone integraran un lector de huella digital, ya se sabía que éstas eran importantes. De hecho, fue en 1858 cuando William Herschel, un magistrado colonial británico de la India, descubrió que nuestras huellas dactilares podrían tener un uso de mayor utilidad que desbloquear un teléfono celular. Aunque claro, en esa época aún no existían nuestros métodos de comunicación.

Firmando contratos con la huella de la palma de las manos

De acuerdo con National Geographic, Herschel vio cómo un sujeto de la India, en vez de firmar en un contrato de construcción, plasmó su mano entintada en una hoja de papel. Esto le dio la idea de que podría tratarse de un método más práctico y fiable, justo cuando muchos indios estaban negando y firmar contratos con su propia mano. Según narra NatGeo, Herschel hizo una infinidad de pruebas y reunió millones de huellas dactilares hasta que llegó a la conclusión de que “no cambiaban con el paso del tiempo y que eran únicas e irrepetibles para cada persona”.

Huellas dactilares para la resolución de crímenes

Pero Herschel no fue el único que mostró interés en las huellas dactilares. En 1880, Henry Faulds confirmó definitivamente que cada huella dactilar era única e irrepetible. Fue a partir de este momento, cuando se planteó utilizar este método en la resolución de crímenes. El investigador Francis Galton, concluyó la imposibilidad de encontrar dos huellas idénticas entre 64 mil millones de muestras. Una década más tarde, en Buenos Aires, la policía utilizó una huella dactilar que quedó como evidencia en el asesinato de dos niños para corroborar que su madre, los había asesinado a sangre fría. Esta fue la primera vez que una huella fue utilizada para desentrañar un crimen. En la actualidad, el FBI cuenta con decenas de millones de registros y los usos de éstas son innumerables.

El uso de huellas para el acceso y asistencia en los Negocios

En este sentido, una de las funciones más extendidas es la que hacen muchas empresas para identificar a su personal con dispositivos como el lector de huella digital. Este aparato sirve para poder llevar el control de asistencia de los empleados. De esta forma se reduce el absentismo laboral y se registran las horas extras. Asimismo, el sistema permite, o no, la entrada a un recinto o zona determinada.

Por tanto, el uso de las huellas dactilares a lo largo de la historia es constante. Si quieres que tu negocio se aproveche de los últimos avances en este campo ponte en contacto con Cucorent. Ellos te informarán sobre las ventajas del lector de huella digital y otros sistemas de control de asistencia y acceso.


Los comentarios están cerrados.