¡UNOS GENIOS!

Luego de la manifestación de los taxistas, al secretario de gobierno Jehú Salas Dávila se le ocurrió decir que ya analizan ¡cobrarle a la plataforma de UBER una lana, por operar! Y que esa lana, sin el menor ánimo tributario (¡!), se aplique en infraestructura carretera y señalética. O sea que los dueños de coches UBER pagarán el impuesto para infraestructura en sus coches, y otro “no impuesto”… para lo mismo. Es un genio.

Ah, pero además, insiste en que no sería un “impuesto” a los UBER, sino que la compañía, en todo caso, tendría que aportar “como lo hace la ciudadanía”. ¿Y cómo cree usted que aporta la ciudadanía? Acertó: paga impuestos. Ah, pero que en todo caso, eso tendrá que aprobarlo la Legislatura. Alguien, por favor, ya, pronto, urgentemente… ¡ayúdele, no sea gacho!

GRANJEANDO

Dicen que tan bien le fue a María de la Luz Domínguez Campos, en la rendición de su tercer informe de actividades al frente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Zacatecas (CDHEZ), que quedó más que claro que su objetivo final es… la reelección. Pero es que, hasta ahora, no se ve abiertamente nadie que le pudiera hacer competencia.

Pero como para reafirmar de una vez el asunto, lanzó al auditorio la certeza principal: “Estoy segura que contaré con el respaldo de los tres poderes…”, dijo. Y hasta ahora, nadie la ha desmentido, incluso ni porque ha traído a duro y dale, por ejemplo, a casi todas las corporaciones policiacas y otros servidores públicos. ¡Tómala!, ya la tiene en la bolsa.

A TRABAJAR

Con lo que se ha puesto de moda el tema de la “lucha contra la corrupción”, y aquello de que ya incluso empezaron a surgir uno que otro “chivo expiatorio” (puro chivo menor, la verdad), pues ahí tiene usted que revivieron las declaraciones sobre las denuncias hechas contra Miguel Alonso Reyes y amigos que le acompañaron, por un montón de presuntas irregularidades y actos de corrupción.

Pues seguirán vivas las denuncias, como aceptó el fiscal Francisco Murillo Ruiseco, pero dicen los chismosos que al que van a poner a chambear… es al titular de la Secretaría de Administración, Jorge Escobedo, porque es él quien tiene que rendir algunos informes contables para continuar la investigación actual, no le hace que haya sido parte del gabinete de Alonso Reyes. ¡Qué nervios!

PAGO DE FACTURA

No acaba de tomar la oficina, y ya el nuevo subsecretario de Atención y Concertación Ciudadana, Erik Muñoz Román, está recibiendo puyazos por todos lados. Desde los de chismosos que aseguran que todavía cobra como recaudador en el municipio de Fresnillo, hasta los que dicen estar seguros que su nuevo puesto no es más que el pago de facturas políticas.

¿Cuáles facturas? Ah, pues a decir de los lenguas largas, se trataría de facturas de campañas electorales a favor del PRI (varias), en las que él ha sido operador del partido en diversos municipios del estado. Con esa experiencia (la de andar cerquitita de la gente para conseguir votos), dicen que tiene de todo para sacar adelante la chamba. Ojalá no sea nomás para con los adept


Los comentarios están cerrados.