REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

CIUDAD DE MÉXICO.- La administración pasada del ISSSTE heredó una deuda de alrededor de 17 mil millones de pesos que ahora tendrá que enfrentar el Instituto sin menoscabo de la calidad en la atención de los pacientes, informó Luis Antonio Ramírez, director general de la institución.

«Tenemos un grave problema de deuda con proveedores, es algo que no podemos todavía cerrar, es mucho de obras inconclusas, problemas con constructoras y, bueno, evidentemente este problema ha dificultado mucho que podamos nosotros tener un diagnóstico final», indicó.

Entrevistado en la Secretaría de la Función Pública (SFP), a donde acudió a la inauguración de la «Jornada de la Salud», el funcionario dijo que ya no es momento de lamentarse de esta situación, sino de corregir para que esto no vuelva a ocurrir.

Cuestionado sobre la existencia de problemas de corrupción en el Instituto, Ramírez dijo que a él no le toca decir esto, sino a las áreas encargadas del Control Interno y de Auditoría.

«Mire, yo no soy quién para juzgar, eso lo harán las áreas correspondientes del Control. Ya se anunció por parte de la Auditoría Superior de la Federación que va a ver 16 auditorías exhaustivas, entonces, bueno, ellos serán los responsables en fincar responsabilidades», señaló.


Los comentarios están cerrados.