STAFF | NTRZACATECAS.COM
STAFF | NTRZACATECAS.COM

Después de 17 años y tres intentos, Guadalupe Trejo y Antonio López por fin obtuvieron la visa americana con la que por fin podrán ver a su hijo Juan Pablo y conocer a sus cuatro nietos.

Recordaron que tenían 25 años cuando Juan Pablo decidió irse a Estados Unidos para probar suerte en cualquier trabajo, hacerse de unos dólares y regresar dos años después para casarse.

Con nostalgia comentaron que fue en 2004 cuando por última vez le dieron la bendición a él y a su esposa, quienes volvieron a cruzar la frontera como “ilegales” para llegar a California.

Al no tener papeles, ya no pudieron regresar, por lo que la espera del momento de reencontrarse con su hijo ha durado más de 15 años.

El amor de padres los hizo fijarse una meta: “si él no puede venir, pues nosotros vamos a verlo hasta donde esté”.

Con esta convicción buscaron conseguir la visa americana en tres ocasiones en Monterrey y Guadalajara, pero lamentablemente la respuesta siempre fue la misma: no calificaban para obtenerla.

Nunca perdieron la ilusión de obtener el documento para cruzar la frontera norte y fue hasta este año que el sueño de reencontrarse con su hijo se cumplirá.

Lupita y Antonio obtuvieron dos de las 107 visas que la Secretaría del Zacatecano Migrante (Sezami) otorgó este miércoles a través del programa Corazón de Plata.

Al preguntarle sobre sus nietos, Lupita bajó la mirada, sonrió y dijo que ya son cuatro, pero “nomás los conoce en fotos”.

Lupita ya va a cumplir 17 años, Sarita tiene 12 años, Nataly tiene nueve y el más pequeño es Manuelito de siete años”, agregó.

Por el momento, Guadalupe y Antonio están a la espera de una fecha para ir a ver a esa parte del corazón que se les fue, quien sólo quiere que vayan ellos y “se lleven poquito chile y frijol zacatecano para recordar los sabores del terruño”.

“Nos dijo que no lleváramos muchas cosas, para que no fuéramos muy cargados, nomás quiere frijol y un poco de chile”, comentaron.

Con la voz quebrada por el sentimiento, ambos aseguraron que la espera valdrá la pena, por fin verán de nuevo a su “muchacho” y conocerán a sus “bebés”.


Nuestros lectores comentan

  1. Josefina Camarillo Muñoz

    Kiesira k me ayudarán a tener una visa ho un permiso. Eido 3 ves y me la an negado
    Cómo learia tengo muchas ganas de ver a mis primos