*Pedro de León Mojarro
*Pedro de León Mojarro

Desde hace ya varios años el que suscribe, cada año que se discutía el Presupuesto de la Federación, permanentemente había insistido en la siguiente frase “quitémosle 50 mil millones de pesos al abultado e ineficiente presupuesto  para la seguridad y asignémoslos a proyectos generadores de empleo para los jóvenes, este recurso nos dará más seguridad que lo que se le asigne a patrullas, armamaneto y policias “.

Jamás los legisladores y menos los gobiernos anteriores hicieron caso. Para ellos desde hace muchos años los jóvenes dejaron de existir. Es hasta ahora en el Presupuesto 2019 y con el gobierno de López Obrador que por  primera vez en muchos años por fin voltearon a ver a los jóvenes  y habrá  tres veces más de lo que yo proponía, es decir 150 mil millones de pesos para el programa “JÓVENES CONTRUYENDO EL FUTURO”.

De arranque se apoyarán a 3 millones 200 mil jóvenes de 18 a 29 años, con una beca de 3 mil 600 pesos mensuales;  pudiendo aumentar el presupuesto si los censos así lo exigen, según lo informó la joven secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde Luján.

Según lo establecen los lineamientos del programa, JÓVENES CONSTRUYENDO EL FUTURO “es un programa que pretende dar oportunidad a Jóvenes que actualmente no estudian y no trabajan… se aprovechará el bono demográfico, así como las capacidades y talentos de jóvenes para Alcanzar un capital productivo para México sin precedentes”.

Antes de narrar las bondades y lo que se requiere para este programa, adelanto la propuesta del objetivo–meta que todos los mexicanos, no sólo los jóvenes beneficiarios y los tutores (patrones), debemos plantearnos.

La meta debería ser que mínimo el 50 por ciento de los becarios, después del año de capacitación para el trabajo,  accedan a un empleo formal en las empresas donde fueron capacitados.

Indudablemente, los primeros comprometidos con esta meta deben ser los jóvenes becarios, ya que el gobierno les está entregando con su beca, una llave que puede abrir una puerta tan grande o tan pequeña como ellos mismos se lo propongan.

A la vez los Tutores (empresarios) deberán asumir el compromiso para que después de la capacitación, sean absorbidos como empleados formales en las empresas que se adscriban a este generoso proyecto.

Por si alguien todavía no la conoce, la liga para acceder a la plataforma del programa es  https://jovenesconstruyendoelfuturo.stps.gob.mx aquí podrán encontrar el procedimiento y los requisitos que se requieren para inscribirse como becarios o tutores.

Vale insistir en la participación para que toda la sociedad de una forma u otra nos comprometamos con el éxito de este noble y generoso programa, mismo que le cambiará el rostro, el futuro y el destino a nuestro país.

Atender a los jóvenes es apostarle a lo más noble y sano que tiene la sociedad; es aprovechar la energía y el potencial de este sector de la sociedad.

Incuestionablemente, en buena medida, la crisis y el deterioro en el que nos encontramos obedecen a la desatención que como padres de familia, gobierno y sociedad durante varias décadas hemos sumido a lo más sagrado que es nuestra juventud. Apostémosle lectora, lector, queridos, al éxito de este programa que indudablemente se constituye en una de las columnas que sostendrán la 4T.

 

*Coordinador estatal del movimiento nacional Ruta 5

Facebook: Pedro de León Mojarro

Twitter: @Pdeleonm

Sitio Web: www.pedrodeleon.mx


Los comentarios están cerrados.