Felipe Andrade Har
Felipe Andrade Har

Había una vez un Rey medio torpe, pero en el fondo (muy en el fondo) sentía que era buena onda. Ésta es una de tantas historias.

PRIMER ACTO (El Rey recibe el Año Nuevo)

ESCENA I

–Rey: ¡Ahhhhh qué delicia recibir un año más! Además, inicia la recaudación de tributos, así que habrá lanita para gastar. Tengo que planificarme bien, que el fin de año hubo mucho dispendio. ¡Guardias!

–Guardia 1: (Entra bostezando) Mmmm, qué ocupa. Pero rapidito que acaba mi turno. ¡Qué molestia!

–Rey: Pero mira qué de Noroña, cómo se me hace que te madreo aquí mismo.

–Guardia 1: Pos también chinga mucho, majestad, anoche me hizo llevarle la bacinica 5 veces. Ya no tome tanto ponche. A ver, diga rápido que se ofrece.

–Rey: Tráeme al Duque de Tarabilla y vete a descansar una semana al calabozo. Cúchila.

(Entra el Duque de Tarabilla con un jarro de ponche y un buñuelo)

–Duque de Tarabilla: (Y ahora qué quiere este méndigo panzón) S’ órdenes alteza. Porque tanta prisa, no me dejó lonchar a gusto. Como usted ya tragó hasta reventar.

–Rey: Bueno, ¿van a comenzar el año en el calabozo, méndigos igualados? ¡Exijo respeto! ¡Soy el rey, bellacos! A ver, necesito una lista de los gastos del mes pasado. Quiero saber cuánto vamos a sacar a la prole de impuestos.

–Duque de Tarabilla: Pues si me permite deciros, majestad, he de comentar que el mes pasado se gastaron muchos doblones en la pinchurrienta Villa Navideña y el Arco del “Túnel del Tiempo”, eso sin contar el “Tren Polar” y la cena que se despachó en el Palacio. La neta que se fue muy largo alteza.

–Rey: ¡Eso y más merezco! Además ¿por qué eso del Túnel del Tiempo?

–Duque de Tarabilla: Pues nomás pasa por él y parecemos ciudad europea, pero nomás agarra el ruta 14 y parece que regresamos al siglo XVIII, pinches carruajes están horribles. Bueno, eso dice la raza, ya ve como son de malvados.

–Rey: Sí no se les da gusto con nada. Además, la reina está feliz con ese adorno perrón y es lo único que importa.

–Duque de Tarabilla: Por lo que hace a los tributos, el parlamento ya acordó eliminar la tenencia para carruajes, carretones y…

–Rey: ¿Qué estás diciendo desdichado? ¿A quién se le ocurrió semejante disparate?

–Duque de Tarabilla: Cálmela. Ahora se va a llamar “Tributo para la Infraestructura Óptima del Reino”. Ya maiceamos a los parlamentarios para que voten a favor. Nomás uno se puso rejego, pero le apareció un chequezote en su curul y calmó sus ansias de torero. Tuvimos que inventar un show para que la prole no se alebrestara. Pero parece que el Tesorero Real ya le explicó bien el asuntacho. Total, todos contentos y felices como perdices.

–Rey: Espero que no haya sido mucha lana la que se repartió, no debemos de alimentar su codicia, eso es malo y pecado mortal. Solamente se les da lo necesario para que puedan levantar su manita y listo. Yo me voy la semana próxima a ver al emperador y hacerle la chillona para que afloje algo. Necesitamos billelle para… para obras y esas cosas.

–Duque de Tarabilla: ¡Ajá! Y pasando a cosas verdaderamente importantes majestad. ¿Ya puso su sandalia real en el arbolito? Recuerde que llegan los Reyes Magos. ¿Puedo dejar mi chancla a ver qué me traen?

–Rey: Pero lávala que apesta. Y ponla a un ladito. Ojalá me traigan lo que siempre he deseado.

–Duque de Tarabilla: (En voz baja) Inteligencia, méndigo panzón.

–Rey: ¿Qué dijiste?

–Duque de Tarabilla: Que le traiga muchas riquezas y salud, jefito.

–Rey: Bueno. Dile a la cocinera que, como cada año, le ponga a la rosca centenarios y no méndigos monos de plástico. Que se vea que no hay hambre. Ah, y que preparen una roscota para la prole y a esa métanle

muchos muñecotes. Nomás no gasten mucho, recuerda que estamos en austeridad republicana. Juar, juar, juar.

¡EN LA 4T NO HAY DÍA DE REYES, HAY DÍA DE REPUBLICANOS!


Deja un comentario