Alberto Aguilar
Alberto Aguilar

MÁS ALLÁ DEL pesimismo con que arrancó el año de cara a un 2019 que será más lento, es evidente que hay voluntad por parte del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador de empujar la actividad económica.

El problema es que el margen de maniobra en materia de inversión pública es limitado y habrá que convencer a la IP para que se sume, más allá de que el actual gobierno inició con el pie izquierdo al cancelar el NAIM.

Como parte de la estrategia se empujará el sureste, la región más rezagada, y también a la frontera norte, estratégica para tratar de detener los flujos migratorios. De ahí la disminución del ISR al 20 por ciento y del IVA al 8 por ciento en la zona.

El esfuerzo piloto al 2020 pretende emparejar su circunstancia con la de EU, máxime la reforma fiscal de Donald Trump.

Aunque los expertos proyectan un sacrificio de al menos 100 mil mdd, dependerá de su alcance ya con las reglas operativas del SAT de Margarita Ríos-Farjat.

En la misma línea de promoción encajan las acciones de impulso al sector financiero que el martes dieron a conocer SHCP de Carlos Urzúa y BANXICO de Alejandro Díaz de León.

Más allá de aquellas orientadas a empujar una mayor penetración bancaria, hay otras dos medidas que son relevantes y que el mismo martes se publicaron en el DOF para alentar la actividad bursátil y el mercado de deuda corporativa.

Recogen viejos planteamientos de la BMV de José Oriol-Bosch, AMIB de José Méndez Fabre y AMEXCAP de Carlos Mendoza, como por ejemplo disminuir el impuesto que se cobra a los accionistas que colocan en bolsa.

Si se quiere estimular una mayor profundidad bursátil, no basta con tener una segunda bolsa, o sea BIVA de Santiago Urquiza. De ahí la reducción del 35 al 10 por ciento de la carga fiscal que se cobrará para las ofertas de capital inicial.

Amén de los excesos del pasado, se accedió a esta baja sólo para aquellas empresas que lleguen por primera vez al mercado.

Por lo que hace a las ofertas de deuda corporativa, se exentó el impuesto del 4.9 por ciento que hoy se carga a los intereses que reciben los inversionistas extranjeros, para homologar el estatus que hay para lo que hace a las emisiones gubernamentales.

En deuda corporativa nuestro mercado no está ni remotamente a la altura de las economías desarrolladas.

Oscar Ortiz socio líder de impuestos de EY precisa, sin embargo, que esta carga la absorben las empresas emisoras. Al eliminarse ese costo tendrá que haber un mayor impulso para nuevas colocaciones.

El problema es que sólo una pequeña parte de las ofertas se realizan en bolsa. El grueso sólo se registra. De no corregirse el decreto, el impacto será limitado, más allá de lo que pretendería la Unidad de Banca y Ahorro de SHCP, que estuvo al frente, y que lleva Juan Pablo Graf.

Algo similar sucederá con el alcance que tendrá la reducción fiscal en la frontera norte. Y es que conforme a las reglas, sólo podrán acreditar tanto para el ISR como para el IVA aquellas compañías que nunca han solicitado una condonación ante el SAT. El requisito deja al margen al 80 por ciento de los causantes, en detrimento de los consumidores que ya no se beneficiarán del apoyo.

Así que más allá de la buena voluntad, el quid de estas medidas estará en su aplicación, para que realmente tengan efecto.

EL COMPROMISO DE PEMEX de Octavio Romero es regularizar lo más pronto posible el abasto de turbosina, cuyas fallas también se han hecho sentir en algunos aeropuertos. Le adelantaba al respecto. Puntualmente el domingo la terminal de León debió operar con un servicio restringido, o sea cargas mínimas, situación que luego se replicó en Querétaro. De ahí en fuera, ASA de Alfonso Sarabia confirmó que otros aeropuertos muestran niveles bajos de suministro. Son los casos del AICM, Puerto Vallarta y Cancún de ASUR que dirige Adolfo Castro. El reto está en evitar trastornos más serios a la aviación.

Y TRAS EL aumento al salario mínimo a 102.68 pesos a nivel nacional y 176.72 en la frontera norte que autorizó CONASAMI de Andrés Peñaloza, resulta que dichas percepciones ya se acercaron o inclusive rebasaron las que se manejan para salarios profesionales (costureras, enfermeras, electricistas, carpinteros). Las empresas tendrán que realizar los ajustes correspondientes en las negociaciones colectivas por venir, con el consecuente impacto en la inflación que en este 2018 terminó en 4.83 por ciento, por encima de las expectativas.

HOY SE PRONUNCIARÁ AMPI, ya bajo la batuta de Pablo Vázquez, para empujar en los congresos de diversos estados la homologación de la Ley de Servicios Profesionales Inmobiliarios en todo el país. La idea es formalizar dicha actividad y contrarrestar las malas prácticas en un negocio que implica un 17 por ciento del PIB. La Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI) mantiene en su

agenda desde hace años el lograr estandarizar este negocio en el que hoy sólo 1 por ciento de los asesores operan de manera formal. Vale señalar que Vázquez sustituyó hace unos días a Alejandro Kuri.

RESULTA QUE CARLOS Ramírez Fuentes, ex mandamás de CONSAR, acaba de incorporarse como consultor asociado a Integralia, compañía que fundó hace casi una década Luis Carlos Ugalde y que se especializa en apoyar a las empresas a evaluar los riesgos políticos en la escena. La idea es que eventualmente se convierta en socio. Ayer fue su primer día en la nueva etapa de su carrera profesional.


Deja un comentario