El ánimo colectivo puede con mil recortes.


Deja un comentario