AGENCIAS/NTRZACATECAS.COM
AGENCIAS/NTRZACATECAS.COM

Un grupo de ‘hackers’ ataca miles de Chromecast para promocionar a PewDiePie

El año anterior, PewDiePie estuvo a punto de perder el trono al canal de YouTube con más suscriptores. Aunque el sueco aparenta no mostrar demasiado interés en esta situación, algunos hackers comenzaron a moverse para promocionar al youtuber, intentando evitar que pierda el primer puesto a manos de T-Series, un canal de entretenimiento de la India.

En noviembre del 2018 atacaron miles de impresoras para mostrar mensajes de apoyo a Felix Kjellberg y pedir que se suscriban a sus vídeos. Ahora los Chromecast fueron víctimas de la misma campaña. Los responsables crearon una web para mostrar el conteo total de afectados, y aunque ya no se encuentra disponible, el número superó los 70.000 dispositivos.

Algunos usuarios comenzaron a compartir su experiencia en Reddit, explicando que un extraño vídeo de PewDiePie se reproducía cada 20 minutos. Google no tardó demasiado en responder, afirmando que no se trata de una vulnerabilidad del Chromecast, sino de un fallo de seguridad en routers. Este último expone públicamente en internet los dispositivos inteligentes del hogar, permitiendo que los hackers tomen el control para reproducir contenido. Los de Mountain View animan a desactivar la función UPnP (Universal Plug and Play) de los reuters para esquivar cualquier problema.

J3ws3r y Hacker Giraffe son quienes realizaron el hackeo. Aseguran que su objetivo principal no es promocionar al youtuber, sino dar a conocer la gran cantidad de dispositivos vulnerables. “Queremos ayudarte, y también a nuestros youtubers favoritos (principalmente a PewDiePie). Solo intentamos protegerte e informarte sobre esta vulnerabilidad antes de que alguien se aproveche de verdad”. Serán pocos los que se tomen en serio su mensaje.

Por supuesto, los hechos generaron preocupación más allá del vídeo, pues se teme que hayan accedido a datos personales de los usuarios. Según Hacker Giraffe, el ataque no recopila ni guarda información privada, solo se encarga de cambiar el nombre de los dispositivos para iniciar la reproducción automática. Mientras T-Series siga dando batalla por el primer puesto, seguramente el par de ciberdilencuentes seguirá buscando nuevas formas de “apoyar” a Kjellberg.


Los comentarios están cerrados.