NORMA BERNAL | NTRZACATECAS.COM
NORMA BERNAL | NTRZACATECAS.COM

Fresnillo.- Este jueves dieron por terminadas 40 relaciones laborales de trabajadores con el ayuntamiento, pues no se les renovó el contrato; lo anterior como parte de la reorganización de la nueva administración, que pretende que dicha acción repercuta en las finanzas del Municipio, declaró Maribel Galván Jiménez, síndico municipal.

“El hecho de que el presupuesto se destine, en su mayoría, al capítulo mil, que es la nómina, deja al Municipio en la incapacidad de cubrir adeudos con proveedores y, sobre todo, en la imposibilidad de realizar obras”, argumentó la funcionaria.

Expuso que se encontró al Municipio con una nómina inflada, ya que existen departamentos con personal de más, e incluso, que ni siquiera pueden caber en sus propios departamentos, lo que atenta no sólo con el propio trabajador, “sino que tiene de rodillas las finanzas municipales”.

Refirió que, aunque hay más trabajadores que han concluido su contrato, no pueden solamente darlos de baja, ya que esto representa una erogación al ayuntamiento y no se cuenta con todo el recurso necesario, por lo que los términos de contrato se realizarán paulatinamente durante la administración.

Aseguró que ningún trabajador ha salido porque represente una línea política diferente, si no que se tomó en cuenta a quienes tuvieran menos tiempo como trabajadores, ya que cuesta menos al ayuntamiento.

“En la democracia todos tenemos el derecho de respetar la diversidad de las ideas y que se nos respete, eso nada tiene que ver con la continuidad del trabajo”, enfatizó Galván Jiménez.

Se pretende ser eficientes en el gasto, pues existen proveedores que ya cerraron las puertas al ayuntamiento para ser sujetos a créditos, por lo que era urgente actuar con la terminación de contratos, ya que reiteró que la presidencia municipal es para dar servicio y no trabajo.


Los comentarios están cerrados.