ANTONIO GUZMÁN FERNÁNDEZ
ANTONIO GUZMÁN FERNÁNDEZ

Damos la bienvenida a nuestro claustro de doctores Honoris Causa a un eminente artista plástico, que desde hoy forma parte de nuestra orla de personalidades que han honrado a nuestra alma máter, aceptando esta distinción. Con esta Sesión Solemne del Honorable Consejo Universitario, en el marco de quincuagésimo aniversario de la Universidad Autónoma de Zacatecas, damos cumplimiento a una parte del ser universitario que ennoblece a nuestras instituciones y es lo referente a reconocer el mérito y rendir tributo a personajes que han trascendido gracias a su espíritu innovador, y que a través de insinuaciones plasmadas en formas artísticas, han enriquecido el concepto de arte, que como lo ha señalado nuestro homenajeado, “ha sido uno de los caminos de superación de la raza humana: es uno de los caminos de que la gente llegue a más”.

Este día –25 de octubre de 2018– representa un momento histórico en la memoria de nuestra máxima casa de estudios. La Universidad Autónoma de Zacatecas Francisco García Salinas, sabedora de que en el arte se templa el espíritu, se ennoblecen las acciones, se reencuentra con el otro y se conecta con la naturaleza, celebra y pondera el itinerario de uno de los más prestigiosos artistas de nuestra época: el maestro Manuel Felguérez Barra.

Aquel que viera la luz primera entre la tupida sierra de Valparaíso y el frío invernal de 1928, partió desde su infancia a la capital del país, impelido por el deceso de su padre. Desde temprana edad tuvo inclinación hacia el arte y estudió en los más prestigiosos institutos en la capital y en el extranjero, creando y construyendo su particular estilo, diferenciándose de un grupo selecto de artistas que le rodearon. Pero el amor a su terruño le conmovió para regresar muchos años después a Zacatecas y prodigar a los ciudadanos del mundo una de las colecciones más transcendentales del país y de América Latina: el Museo de Arte Abstracto Manuel Felguérez, cuyas tapias hoy se visten con las expresiones originales de famosos contemporáneos de los años 50 a 70 y las significantes muestras de la geometría constructivista, el informalismo, el expresionismo abstracto y el empleo de nuevas tecnologías.

Los hijos de nuestras aulas, los especialistas en arte contemporáneo y los visitantes que indagan ávidos de su esencial estilo exploran en la profundidad de sus obras maestras, disfrutan y dialogan con el mensaje oculto de cada uno de sus lienzos. Más de 800 piezas, entre pinturas, esculturas y grabados pertenecientes a 170 creadores, exhiben un lenguaje que en su tiempo marcó la revolución artística del momento. Grandes virtuosos han venido a formarse a los talleres de gráfica que resguarda el edificio, originalmente construido para Seminario Conciliar y Tridentino de la Purísima, pero en 1997 dignificado para la remodelación y adecuación del inmueble.

La Universidad Autónoma de Zacatecas, con base en los fundamentos de su Estatuto General enviste a la personalidad del maestro Manuel Felguérez Barra con la distinción de Doctorado Honoris Causa y con ello le exhorta: “Toma asiento en la cátedra de la sabiduría y, desde ella, descollando por tu ciencia, enseña, orienta, juzga y muestra tu magnificencia en la universidad, en el foro y en la sociedad”.

Maestro Manuel Felguérez, líder de artistas, activistas, emprendedores de la cultura, muestra fiel de la constancia, de la agencia, del respeto por nuestra idiosincrasia, minucioso y cabal artesano de la línea y el plano: acepte hoy de esta máxima casa de estudios tal prestigio como prueba de que a 50 años de vida esta noble institución reconoce y valora la faena paciente, la excelencia, la originalidad, la inteligencia y la voluntad para trascender a la posteridad.

El aniversario de los 50 años de nuestra alma máter no puede pasar inadvertido sin encomiar los años de formación y esfuerzo de una figura egregia como la que hoy nos congrega.

Maestro Manuel Felguérez: su nombre nos afirma, nos ennoblece, nos anima a buscar la llave de la excelsitud, del ejemplo, de la probidad y de la perseverancia. Sea recibido con los brazos abiertos en esta casa que es su casa y acoja de nuestras manos humildes el reconocimiento a su floreciente trayectoria.

 

*Rector de la Universidad Autónoma de Zacatecas.

Palabras pronunciadas en el acto solemne de entrega del Doctorado Honoris Causa a Manuel Felguérez


Los comentarios están cerrados.