ALBERTO MORONES/NTRZACATECAS.COM
ALBERTO MORONES/NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS.- Debemos respetar la movilidad humana, así como el libre paso para todos aquellos migrantes que han iniciado un viaje de esperanza por tener una mejor calidad de vida, sentenció Sigifredo Noriega Barceló, obispo de la Diócesis de Zacatecas.

Luego de que miles de migrantes iniciaron su traslado en la Caravana Migrante, en la que muchos fueron y continúan siendo retornados, el obispo expuso que como seres humanos debemos conducirnos en total respeto con los migrantes, pues son distintos los factores por los cuales migran, y ese respeto puede conducirse con solidaridad.

“Estemos o no de acuerdo con la forma de la migración, los motivos, los interés políticos o económicos que se estén manejando, hay que ayudar. Hay que respetar la dignidad de las personas, que se traducen en los derechos humanos, y su libertad de tránsito”, expresó.

El obispo puntualizó que si bien México no se opone al paso de migrantes, sí pide que el proceso de transición sea de manera ordenada, y a esto se debe adecuar la sociedad, apoyar su llegada y no ser un motivo para discriminarlos.

“Cada país tiene sus leyes y se deben respetar”, expuso Noriega Barceló.

Reiteró que los factores o condiciones por las cuales han decidido migrar estas personas, no deben ser tema para detener su paso, o limitar su estancia en el país, pues sólo buscan mejorar, y “por parte de los mexicanos debe existir la hospitalidad para los hermanos migrantes”.


Los comentarios están cerrados.