ALBERTO MORONES/NTRZACATECAS.COM
ALBERTO MORONES/NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS.- “Tenemos que dar un paso hacia adelante, no hacia atrás”, refirió el obispo de la Diócesis de Zacatecas, Sigifredo Noriega Barceló, tras la reasignación de recurso de las herramientas legislativas que la pasada legislatura eliminó.

Luego de que en el Congreso del Estado se leyó una iniciativa para dar ciertas partidas a los legisladores, del recurso que se eliminó y quedó congelado del último trimestre del año, el obispo sentenció que si se llegó a esas conclusiones a final de la legislatura anterior, los ahora diputados deben mantenerse al margen, y no reasignar presupuesto que la sociedad quiere ver reflejado en su entorno.

“No se vale camuflar algo que ya se supone estuvo tratado y ahora de otra manera. Es cuestión de transparencia y de voluntad política”, subrayó.

Noriega Barceló afirmó que, en primera instancia, debe existir la voluntad política en los representantes legislativos, para desistir de estas partidas. Y por el caso de la ciudadanía, continuar o iniciar a ser vigilante en el uso y aplicación del recurso, pues “no se está persiguiendo otro interés, más que se use bien el dinero que la misma sociedad aporta a través de los impuestos”.

Detalló que el avance en la transparencia y la rendición de cuentas debe ser esencial en la práctica legislativa y gubernamental, por lo que el obispo instó a conducirse bajo los términos acordados, y dar mayor beneficio productivo a ese recurso.

La elección de eliminar las herramientas legislativas fue tomada en julio, por unanimidad de la LXII (62) Legislatura, al modificar que para un uso adecuado de los recursos propios del Poder Legislativo no otorgaría más el concepto de ayudas sociales, mejor conocidas como herramientas legislativas, que mensualmente ascendían a más de 5 millones de pesos para los 30 diputados en función.


Los comentarios están cerrados.