MUY ADECUADOS…

Dicen los chismosos del Congreso del Estado que, con toda seguridad, el pleito entre los diputados locales por las comisiones legislativas estuvo tan sabroso, que por eso se tardaron tanto en alcanzar alguna especie de “acuerdo” y acomodarse cada quien en lo que más o menos le sabe. O bueno, eso creen.

Así se entendería, por ejemplo, que en la comisión de Migración esté Felipe Delgado, porque es migrante; o en la de Deporte, Susana Rodríguez porque va al gym; dicen que José Juan Mendoza quedó en Derechos Humanos porque es un humano muy derecho; o que la de Justicia la presida Navidad Rayas, porque ella supo “hacer justicia por su propia mano” al abandonar al PRI.

EL FANTASMA

Durante la comparecencia de Jorge Luis Pedroza, titular de la secretaría de Infraestructura, ante los distinguidos integrantes de la Legislatura local, cuentan los chismosos que en los pasillos se sentía una especie de frío extraño, como si un ser del más allá los rondara. ¿Y cómo no, si veladamente se la pasaron recordando al exgóber  Miguel Alonso?

Su fantasma se apareció en cada mención del Centro Cultural Toma de Zacatecas, o de la vialidad Centenario, o de la carretera a Tlaltenango, o de los moches cobrados a constructores… asuntos todos que ni le tocan a Pedroza, pero que tampoco los diputados actuales se animan a ventilar porque… pues porque no, ¿pa’ qué le mueven?

LA SORPRESIVA

Tiene ya varios días de haber asumido una nueva responsabilidad en la Fiscalía, como encargada de los casos de trata de personas, pero hasta el momento, incluso los más lenguas largas de sus oficinas dicen que ni parece que estuviera ahí. Y sí, hablan de Lorena Oropeza, la ex diputada panista que sorprendió a medio mundo.

Y dicen que a todos agarró de sorpresa porque simple y sencillamente ni se le conoce experiencia relacionada con la oficina que ahora dirige, y porque todavía hay muchas dudas acerca de si ya se habrá separado de sus funciones partidistas en el PAN, o si siquiera les avisó a sus compañeros de partido lo que iba a hacer. ¿Quién la habrá convencido?

NARCO-RECOMENDACIÓN

Se aventó otra vez la doctora Cristina Rodríguez, esposa del góber Tello y presidente honorífica del DIF estatal, al ruedo de las redes sociales para, en esta ocasión, hacer una especie de narco-recomendación. Sí, pues, recomendó una película que habla del narco, pero del otro lado, o de la otra cara, o de lo que no se debe hacer, o… ¿cómo era?

Bueno, el chiste es que dijo que “la cultura de narconovelas, narcoseries, narcocorridos, narcomoda confunde a nuestros jóvenes con paraísos que NO EXISTEN, por ello tenemos que mostrarles la verdad”, y para ello, invitó a que la gente vaya al cine y pague su entrada, dinero que irá a dar a una asociación civil. Por cierto, nadie le contestó NADA a su recomendación.

 


Deja un comentario