REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

MONTERREY.- El tiempo que pasan los niños frente a un celular o pantallas puede ser la diferencia entre tener una salud ocular o presentar irritación en los ojos que lleve al deterioro de la visión.

La Academia Americana de Pediatría, en su último informe del 2018, establece la restricción a la exposición de pantallas en bebés de 1 año, mientras que de 2 a 6 años recomienda que se limite el uso a una hora al día.

Guillermo Chapa Garza, oftalmólogo pediatra, explica que hay un mayor número de niños que presentan ojo seco, irritación y dolor de cabeza cuando usan con regularidad el celular o las pantallas de dispositivos.

“Uno de los principales daños que puede afectar la vista de los niños es el ojo seco, ya que cuando estamos viendo por mucho tiempo celulares o pantallas parpadeamos menos, de tal modo que el ojo se lubrica menos y sufre de resequedad”, explica el especialista.

“También puede provocar cansancio. Se cansa la vista de tanto estar enfocando y puede provocar hasta dolores de cabeza”.

La resequedad en los ojos se presenta con ardor, cansancio y puede ocasionar ojos rojos.

El efecto del celular es más dañino en la noche, ya que se potencia el enfoque de la pantalla y los síntomas pueden ser mayores, desde resequedad en el ojo hasta dolores de cabeza.
“Como no hay luz ambiental, el ojo en la oscuridad tiene que hacer más esfuerzo para enfocar. Y la brillantez de estos aparatos nos produce que nuestro ojo haga mayor esfuerzo para enfocar”, comenta el experto.

¿Cuándo se le puede dar un celular a un niño?

Chapa Garza recomienda que se le dé un celular hasta la preadolescencia, entre los 11 o 12 años de edad.

Sin embargo, la edad no es tan importante, como las horas que pase frente a estos aparatos.

“Debemos revisar o pedirle a los niños que no pasen más de 1 hora viendo películas o jugando y, si lo hacen, que hagan pausas”.

Para saber
Es importante que se limite a una hora o dos como máximo el uso de celulares y pantallas en los niños.
1 No usarlo en la noche
2 No usarlo en las horas de convivencia familiar
3 Reglamentar el uso por horas.
4 Que tenga un horario de uso en la mañana y uno de término en la noche, antes de irse a dormir.
5 No dejes el celular cerca de tu hijo cuando es de noche. Llévatelo, ya que el niño podría usarlo a escondidas y eso también repercute en su sueño.
*Con información de Guillermo Chapa Garza, oftalmólogo pediatra.


Los comentarios están cerrados.