PURO CIRCO

Mientras todas las fracciones de partido en el Congreso del Estado se pelean entre ellos por la “paternidad” de la iniciativa que eliminaría el pago de la tenencia en Zacatecas, y luego resulta que el Ejecutivo estatal la mete como propia, y así… salió doña Chole Luévano, desde el Senado de la República, y les dio un repasón a todos.

Y sí, a los chismosos del rancho les dio harta risa ver cómo la senadora Luévano les mandó decir que ni se hagan tontos, pues el pago de tenencia ya ni existe. Lo que sí hay, según dijo, es el cobro de un móndrigo “impuesto de infraestructura” y de un muy ofensivo refrendo, que es lo que tienen que cambiar, pero… pues ahí no le entran. O sea, nomás simulan.

 

 “SUS” LEGISLADORES

Por cierto que, luego de escuchar las más recientes declaraciones del góber Tello, en las que asegura que se apoyará en los zacatecanos encumbrados para sacar adelante sus iniciativas, más de tres chismosos se pusieron a meditar en una cuestión: cuando Tello los menciona como “mis legisladores”, ¿a quién se referirá?

Podría uno pensar que Lyndi Bugarín, porque es del Verde, igual que Carlos Puente, pero… ¿Mirna Maldonado o tal vez Óscar Novella de Morena? ¿Será “suyo” también Alfredo Femat del PT? O más aún, ¿serán “suyos” Soledad Luévano, José Narro Céspedes… o Ricardo Monreal? A lo mejor, dicen los chismosos de mala leche, ya nos está anunciando “otra cosa” el góber.

 

RELEVO COMUNICACIONAL

Que si hacía bien su chamba o no, que si faltaba información oficial de la Fiscalía, que si abría o cerraba la puerta del fiscal general, Francisco Murillo… quizás nadie se puso de acuerdo si el encargado de Comunicación Social de ese órgano autónomo (ajá), Carlos Padilla, hizo bien su chamba o no, pero el hecho es que se va.

Al menos eso es lo que se chismeó desde ayer, sobre todo cuando llegó la invitación para que hoy se vea tomar posesión al nuevo titular del área, junto con otros fiscales especiales. Y lo peor de todo, aseguran los de lengua viperina, es que hasta ayer… ¡el propio Padilla decía no saber nada del tema! Señal de que no era investigador…

 

PRESUMIDA

La que le hizo el día a los criticones que pululan en las redes sociales, fue la regidora fresnillense Rosalba Márquez, a quien se le ocurrió publicar una bonita fotografía de su mano, portando un reloj, en la que se aprecia el diseño del logotipo del ayuntamiento de Fresnillo y su frase: “Cof… cof… cof… Por favor que alguien me pregunte qué horas son?”

Obviamente no faltaron los de lengua viperina que inmediatamente destilaron veneno para decir que, más allá de que el relojito cueste lo que cueste (unos dijeron que hasta cerca de cien pesos del águila morenística), lo que se notó es que la regidora no tiene empacho en presumir su fanatismo y sus lealtades.


Deja un comentario