REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

MÉXICO.- Carol Antonio Altamirano, diputado de Morena y secretario de la comisión de Hacienda en San Lázaro, afirmó que en la comparecencia del Secretario de Hacienda se esperan justificaciones por el fracaso de la política económica del Gobierno de Enrique Peña Nieto.

Este miércoles comparecerá José Antonio González Anaya, titular de esa dependencia, ante el pleno de la Cámara de Diputados.

«No se podrán soslayar hechos graves, que evidencian el fracaso del modelo económico promovido por el Gobierno de Enrique Peña Nieto, porque se mantienen los privilegios fiscales, el crecimiento mediocre y la desigualdad», señaló.

Dijo que el primer dato incuestionable es que el crecimiento ha sido mediocre, con una tasa del dos por ciento, que es mala y está por debajo de las promesas que llegaron a ser del cinco por ciento.

«Se espera que el Gobierno vuelva a repetir, otra vez, como justificación que eso es consecuencia del entorno internacional», mencionó.

En segundo lugar, enlistó, la deuda creció de manera grave, pero sin que sirviera para detonar el crecimiento.

Destacó que, de acuerdo con el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Financiero, reportado por la SHCP en agosto de este año, ahora es de 10 billones 166 mil millones de pesos.

En tanto, la proporción del endeudamiento respecto del PIB es del 45.5 por ciento en 2018, cuando era de 37.2 por ciento en 2012.

«Eso quiere decir que el Gobierno ha pagado más dinero por el endeudamiento y eso no es porque haya ocurrido una expansión de la inversión pública en Pemex, CFE o SCT, sino porque, fundamentalmente, el Gobierno paga un costo financiero mayor».

«De poco sirve la justificación gubernamental de que existe una mínima reducción de la pobreza cuando estructuralmente se mantiene la concentración de la riqueza», reprochó.

Detalló que 80 por ciento de los activos financieros están en 10 por ciento de las familias, además de que 10 por ciento de las empresas concentran 93 por ciento de los activos físicos, por lo que México es uno de los países con mayor desigualdad en la OCDE.

«Además, es inaceptable que en un país con tantas carencias como México haya un esquema de beneficios y privilegios fiscales del que se han beneficiado los sectores más ricos.

«Mientras no se corrijan las áreas de elusión fiscal, la tasa realmente recaudada de ISR en el sector empresarial estará por debajo de las proyecciones», resaltó.

Cuestionó que las grandes empresas paguen 30 por ciento menos de lo que deberían cubrir por ley.

«No es necesario incrementar los impuestos, sino simplemente dejar de vivir en la simulación y no permitir que México sea uno de los países con menor recaudación, como si fuéramos un paraíso fiscal», expresó.

Advirtió que el Gobierno no debe justificar ni mantener esas omisiones, que han dado un trato de privilegios para los sectores de mayores ingresos.

Acusó que la administración sigue manejando discrecionalmente el presupuesto, sin respetar lo aprobado por la Cámara de Diputados y abusando de sus facultades.

«A su capricho ha recortado la inversión pública realizando adecuaciones presupuestarias para ganar la aprobación de los mercados o para fortalecer los megaproyectos de inversión del Gobierno federal, afectando otros programas», remarcó.

En síntesis, anticipó Altamirano, en la última comparecencia del actual Gobierno en materia económica se espera una justificación dogmática de un modelo que no ha dado los resultados esperados.


Los comentarios están cerrados.